¡QUÉ SEMANA!

Diego Ventura,Cayetano y no olviden este nombre: Octavio Chacón

La semana desde el viernes 1 de junio tiene tres nombres propios: Cayetano, Octavio Chacón y Diego Ventura.
Diego Ventura,Cayetano y no olviden este nombre: Octavio Chacón
lunes, 11 de junio de 2018 · 09:12

 Por Carlos Abella

Del viernes 1 al domingo 10 de junio.

La semana desde el viernes 1 de junio tiene tres nombres propios: Cayetano, Octavio Chacón y Diego Ventura.  Para sorpresa de quienes le consideran-erróneamente- un torero necesitado de mimo, Cayetano es un torero de carácter y asi lo demostró el pasado viernes 1 de junio, tarde en la que hizo toda una exhibición de ganas de agradar, de imaginación en los inicios de faena una de rodillas, y otra sentado en el estribo- en los quites – precioso el quite de Ronda- y en toda su actuación, llena de la exhibición de que sus genes combinan herencias ilustres de la historia de la tauromaquia  –Dominguin y Ordoñez-.  Y con la espada es un cañón.  Después de su actuación ya nadie podrá tomarse  a broma sus ganas de ser torero.

El segundo nombre propio de la semana es el de un perfecto desconocido, Octavio Chacón,   porque su actuación del lunes 4 de junio en la difícil corrida de Saltillo fue realmente una exhibición de lidiador, de saber estar, de acreditar que el toreo es también superar con la cabeza y los …. las dificultades de un toro áspero. Cierto es que su primer toro fue el más manejable del encierro pero más lo es que lo lidió desde que lo recibió con el capote, lo llevó al caballo, lo lució poniéndolo a distancia para que acometiera con fiereza al picador y luego lo toreó con majeza por el único pitón por el que el toro metió un poco la cara. Faena de torero macizo, de lidiador consumado, y de quien sabe que esta demostración acredita que los valores del toreo de dominio ante un toro complicado siguen teniendo sus adeptos entre los mejores aficionados. Ojalá Chacón encuentre recompensa a esta torerísima actuación mejor que la negativa de la presidencia  a concederle la oreja y pueda culminar una buena temporada. De hecho ya aparece anunciado en Pamplona con los toros de Cebada Gago.  Me encantaría que Chacón fuera la revelación de la temporada. 

Y el tercer nombre es el de rejoneador Diego Ventura que ha culminado su legitima ambición de ser el número 1 de los rejoneadores cortando un rabo el sábado 9 de junio después de una soberbia exhibición combinada de clasicismo y de espectacularidad, porque Ventura es ya un consumado “showman” a caballo. ¡Y que torería tuvieron sus muletazos cuando echó pie a tierra, recordando el sabor campero que tenía Alvarito Domecq en sus inicios cuando con los zahones pegaba cuatro muletazos y un pase de la firma antes de enterrar el estoque en todo lo alto!

Quiero destacar con gusto que la corrida de Saltillo fue tremenda, por la dificultad de sus toros, lo cara que vendieron sus embestidas, su fiereza en el tercio de banderillas y la certeza con la que perseguían a una presa que creían segura, y asi lo atestiguarán a sus nietos, el valiente Sebastián Ritter y el subalterno D Rafael González. En la Beneficencia el tercer toro d Alcurrucén permitió a Ginés Marín torear con ese ritmo suyo y a su padre picar excelentemente.  La corrida de Miura no estuvo presentada como en otras ocasiones y esta vez su enorme caja no estaba cubierta de muchas carnes y solo el primer toro de Moral se dejó hacer el toreo moderno. Tampoco la corrida de Escolar lució el trapo de otras tardes y solo Bolívar pudo ligar un par de series de naturales al sexto y Robleño lucir su olvidada pinturería en el segundo de la tarde.  En la Beneficencia Ferrera volvió a demostrar su gran versatilidad y conocimiento de los toros y de los terrenos, mientras Perera insistía en su estoicismo. Javier Cortés no dio en la corrida del “desafío”  la misma buena sensación que el pasado 2 de mayo e Iván Vicente dejó sus detalles de calidad. Un par de toros de Rehuelga-Pallarés se comportaron con celo. La corrida de Adolfo dejó un buen toro para el recuerdo, al que Moral corto una oreja dejando sensación de no haber  apretado a fondo el acelerador. Angel Sanchez  tomó la alternativa en Madrid, en San Isidro y con una corrida de Adolfo Martin; ahí queda el detalle para el recuerdo. Y  de la corrida de la Prensa, con el honor de Felipe VI en la barrera, nos queda el poco juego de la corrida de Victorino y la tenaz actuación de Emilio de Justo, esperado en Madrid y que aplaza a otra tarde la confirmación de sus buenos triunfos en Francia.

Acabó San Isidro y el balance deja tardes y actuaciones importantes de puerta grande, Sebastián Castella, Alejandro Talavante y López Simón; destacadas de El Juli, Roca Rey, Joselito Adame y su hermano Luis David, Ginés Marín, Pepe Moral, Octavio Chacón,  y entre los novilleros de “Toñete”.  Ventura triunfador absoluto. Y el nivel ganadero discreto con buenos toros sueltos. ¡Hasta 20191.