INSTANTES EN EL TIEMPO

Domingo Ortega, dominador

El torero de la infinita sapiencia y la lidia perfecta
domingo, 09 de febrero de 2014 · 00:00

En este muletazo, el maestro toledano Domingo Ortega nos muestra ese extraño poder con que se empleaba.

Fíjense con detenimiento en dónde tiene la muleta para que el toro se arranque -tras haber llegado a él en la horizontal- volviendo a desandar el trayecto. Dos muletazos en uno.

Ligazón por dominio y entereza del torero.

Del libro "Medio siglo viendo toros" de

Ángel Alcázar de Velasco