SAINT VINCENT DE TYROSSE (FRANCIA)

El poso de Robleño y la entrega de Lamelas sacan agallas ante un duro desafío

Un duelo ganadero entre los hierros de Miura y Palha acogía este domingo la localidad francesa de Saint Vincent de Tyrosse dentro de su tradicional corrida de Feria.
domingo, 22 de julio de 2018 · 00:00

EMILIO MÉNDEZ

Fernando Robleño, Arturo Macías y Alberto Lamelas trenzaban el paseíllo en la tarde de este domingo en la localidad francesa de Saint Vincent de Tyrosse dentro de su tradicional corrida de toros. En el cartel, un duelo ganadero entre los hierros de Miura y Palha.

Bien presentado y serio fue el primero de Palha, que salió incierto. Capotazos de tanteo dejó Robleño, yendo tres veces al caballo dando espectáculo al respetable. Muleta en mano, tuvo complicaciones el animal, pero el madrileño logró muletazos de mérito a base de estar firme con él. No logró romper la faena, fallando con la espada y recurriendo al descabello para ser silenciado.

Arturo Macías, en su Segundo de Palha, de buena presencia, dejó capotazos a la veronica. Acudió al caballo dos veces, brindando al tendido para dejar una labor en la que el mexicano estuvo a la altura del astado luso. Dejó muletazos de mucho mérito, matando de estoconazo. Petición de oreja no atendida. Al inicio, recibió al toro uno de los recortadores de Las Landas.

A portagayola se fue con el tercero de Palha, que le dio un varetazo en el glúteo. En tablas, le sopló dos largas cambiadas de rodillas y varias verónicas que emocionó al respetable. En el caballo cumplió el animal, que tuvo disposición y entrega ante un complicado astado. Fue ovacionado tras descabellos.

El cuarto, de Miura, fue un toro con máxima seriedad y desde el principio causando emoción. Fernando Robleño anduvo en torero, ya desde el capote dejando su sello con mucha firmeza e inteligencia. Fue metiendo poco a poco en la capa al animal, que cumplió bien en el peto del picador. Llegó una faena de poderío, de mucho oficio, en la que el torero mostró madurez y buen gusto, ya que el astado le permitió cuajar muletazos despacioso y de mucha profundidad. En el primer intento falló, pero en el segundo metió un espadazo. Oreja.

El quinto, para Arturo Macías, fue un toro de Miura complicado, exigente, y desde el principio le costó tomar la distancia al mexicano. Dejó capotazos de mucho mérito, empujando el animal en el caballo. A los hermanos Piles fue el brindis del torero, llegando después una labor de mucha firmeza y entrega por parte del azteca. Astado complicado, con el que no pudo llegar a ligar. A la hora de matar, se llevó un susto. Le pudo dar muerte con un buen espadazo a su oponente, recibiendo finalmente palmas.

El sexto de la tarde, de Miura, fue otro toro exigente, con peligro, al que le plantó cara Alberto Lamelas desde un principio con el capote después de un recibo con los recortadores de Las Landas. Anduvo con plena disposición y entrega el jiennense muleta en mano, realizando una labor muy firme, con muchas ganas y mucha entrega. Logró muletazos de mérito, incluso siendo volteado que quedó en un susto. Finalmente, dejó un espadazo suficiente para cortar una oreja.  

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Saint Vincent de Tyrosse, Francia. Corrida de toros. Más de tres cuartos de entrada. 

Toros de Miura y Palha.

Fernando Robleño, silencio y oreja. 

Arturo Macías, vuelta al ruedo y palmas. 

Alberto Lamelas, ovación y oreja. 

INCIDENCIAS: En el sexto se desmonteró Juan Navazo tras parear al animal. 

11
1