PAMPLONA

Francisco de Manuel, cumpleaños con triunfo

El madrileño deja una imagen de rotundidad y firmeza y desoreja a un novillo deslucido dentro de una buena novillada; sólidas actuaciones con oreja para Alfonso Cadaval y Toñete
Por 
jueves, 05 de julio de 2018 · 00:00

Pamplona 5-7-2018 from Cultoro TV on Vimeo.

TEXTO Y FOTOGALERÍA: EMILIO MÉNDEZ

Alfonso Cadaval, Toñete y Francisco De Manuel eran los novilleros encargados de abrir la feria del Toro de Pamplona en la tarde de este jueves. Además, tenía lugar el debut ganadero de la tierra con los novillos de José Antonio Baigorri “El Pincha”.

Buen novillo resultó el del debut de El Pincha en Pamplona. Tomó las telas de Cadaval con muy buen aire y con la humillación necesaria para que firmase pasajes de mucha calidad el sevillano, que se quedó a las puertas de cortar el primer trofeo de la feria. Aún así, el toreo con la mano izquierda resultó de muchos quilates para saborear al final una vuelta al ruedo.

El segundo sacó buen aire el el saludo capotero de Toñete, solvente y capaz con el percal en la mano y muy bien respondido por Francisco de Manuel en el quite por Chicuelinas. Pero fue con la muleta como brilló Toñete, que supo empujar desde el principio para ir aprovechando el buen fondo del novillo. Repetía con humillación el utrero, al que pudo Toñete en el inicio para ir extrayendo las series con ligazón y limpieza. Lástima el pinchazo previo al estocadón en un segundo intento, que no fue impedimento para la concesión de una oreja.

La salida del tercero no tuvo nada que ver con las de los dos primeros. Manseó y quiso desentenderse de las telas que mostraba con insistencia Francisco de Manuel, que buscó todos los resortes de su tauromaquia para lograr el triunfo. Banderilleó con más solvencia que brillo en un tercio en que sobresalió el tercer par al quiebro. Pero no quiso saber nada de trapo el novillo del tercer muletazo en adelante, por lo que fueron estériles todos los intentos del novillero por sumar trofeos. No quiso nunca el de Pincha, a pesar de tener siempre plano el trapo en la cara, por lo que no alcanzó De Manuel el triunfo que buscaba. Ovación.

El cuarto fue otro de los novillos buenos que echó El Pincha en Pamplona, y lo aprovechó Alfonso en verónicas suaves y en un inicio de muleta muy espectacular, esperando al novillo en la distancia y en los medios. Pero no fue de chispa enrazada, sino de gusto y de sevillanas maneras la faena de Cadaval, que le cogió pronto el aire al utrero y lo pulseó con mimo para alcanzar cotas de buen toreo durante el trasteo, a menos por la poca duración de un toro que sí tuvo clase. Una estocada tendida dio paso a la oreja.

El quinto no sacó el ritmo suficiente para que brillase Toñete con el capote. Muy bueno fue el tercio de varas firmado por Juan Carlos Sánchez, justo antes de que Francisco de Manuel dejase un quite bien abrochado por una gustosa media. Pero le faltó la clase al animal, que venía vencido y bruto mientras se adelantaba Toñete a la acción con el toque fuerte y el trazo todo lo largo posible. Más desordenado aún a zurdas, dejó el utrero en poco la voluntad del novillero, con mucha más entrega que el animal. Metió la espada con decisión y fe pero se atascó con el descabello, sonó un aviso y en silencio concluyó su actuación.

Con el sexto regresó la suavidad y el buen trato en las telas de Francisco de Manuel, pero sobre todo se vio una magnífica lidia en banderillas a cargo de Sergio Aguilar. En ese mismo tercio anduvo meritorio el novillero, que fue el encargado de dejar los tres pares con mucha conexión con el tendido pamplonés. Con mucha autoridad inició la faena de muleta Francisco de Manuel, pasándose cerca las dos puntas astifinísimas del de El Pincha. Pero no tuvo el animal media pizca de gracia para que firmase una obra más profunda Francisco, que sí se mostró firme y rotundo. Puso valor y voluntad el madrileño, que se cobró una estocada contundente y terminó paseando dos orejas a la garra, la voluntad y la sincera entrega.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Pamplona. Primera de la feria del Toro. Novillada con picadores. Más de tres cuartos. 

Novillos de José Antonio Baigorri “El Pincha”. De buen aire y poca transmisión el buen primero; humillado y con raza el enfondado segundo, aplaudido; manso y poco colaborador el deslucido tercero; suave y noble el enclasado cuarto; bruto y de cara suelta el desclasado quinto; simplón y de cara natural el astifinísimo sexto.

Alfonso Cadaval, vuelta al ruedo y oreja.

Toñete, oreja y silencio.

Francisco De Manuel, ovación y dos orejas.

14
1