MÁLAGA

Sensacional arranque de la feria de Antequera

Cartagena, tres orejas y rabo fueron su balance con una parroquia totalmente entregada. Ventura, se llevó tres orejas para el esportón. Romero,dos orejas en total. Buena corrida de Luis Terrón
Por 
sábado, 25 de agosto de 2018 · 00:00

TEXTO y VÍDEOS: EMILIO TRIGO

FOTOS: @InfoDVentura  @AndresRomeroWeb

Sensacional arranque de la Feria Real de Antequera, donde la terna se ha repartido ocho orejas y rabo. Cartagena conectó con su alegría ante una plaza entregada. Ventura realizó un rejoneo de gran tonelaje y Romero, con el peor lote, ofreció una gran dimensión. Buena corrida de Luis Terrón.

Los rejoneadores Andy Cartagena, Diego Ventura y Andrés Romero trenzaban el paseíllo este sábado en la plaza de toros de Antequera para la primera de su Feria. Se lidiaban animales con el hierro de Luis Terrón.

Andy Cartagena, fue un  verdadero huracán en Antequera. El veterano rejoneador supo ofrecer al respetable lo que quería de él y no era otra cosa, que sus enormes alardes de cara a la galería. Un rejoneo diferente en formas, pero no en fondo, puesto que lo ejecutó con legítimos cánones ante su gran lote. Tres orejas y rabo fueron su balance con una parroquia totalmente entregada.  

25.08.2018 Antequera. Andy Cartagena from Cultoro TV on Vimeo.

Bravo fue el primero de Luis Terrón que abrió la tarde en Antequera. El de Terrón fue muy ‘celoso’ en las cabalgaduras de Andy Cartagena que lo toreó con mucha alegría y templanza. Andy lo recibió apretando y exigiendo a su astado que salió con mucho poderío. Así, con brío y continuidad embistió el abreplaza al que Cartagena realizó una ascendente labor. El tercio de banderillas fue de mucho nivel con varios quiebros en la cara del toro, como también de altura fueron las galopadas de espalda al muro con el astado cosido en el estribo. Destacó un par a dos manos muy en corto y otro, a una mano al violín, con el toro metido dentro del tercio. Rejón en buen sitio y oreja. Andy la formó muy grande ante el buen cuarto. Cartagena estuvo entregado y al igual que en su primero siempre a más. En esta ocasión, Andy tiró de repertorio y alegría para meterse a todo el mundo en el bolsillo. Además de su raza y oficio, Cartagena también toreó con gran nivel reuniendo arriba y atacando muy de frente. Faena donde la vistosidad y los adornos fueron sus armas y sobre todo, un tremendo rejonazo sin puntilla. Medias vueltas, reverencias, levadas, posadas, tierra a tierra, tres pies, paso español, piaffe y un largo etcétera, de acusada personalidad. Efectividad y eficacia con gran rejoneo ante un buen toro. Dos orejas y rabo.

Diego Ventura, vio como el palco no le concedía el rabo que solicitaba toda la plaza en el quinto. Ventura salió a por todas en el segundo de lote y demostró el porqué es el número uno con diferencia. Diego realizó ese rejoneo que a día de hoy, está a años luz de los demás, por variedad, clasicismo, valor, temple y dominio, entre otras muchas cosas más. Tres orejas para el esportón.

25.08.2018 Antequera. Diego Ventura from Cultoro TV on Vimeo.

Diego Ventura corta una oreja de su primer toro, un ejemplar de Terrón noble pero que se fue apagando. Lo paró con Bombón para encelar al astado, algo frío de salida. Ya en banderillas, toreó Diego muy despacio, primero, para clavar al quiebro con Lío y luego con Bronce, la sensación de este año en su cuadra, con el que instrumentó templadísimos muletazos a cuerpo limpio pasándoselo muy cerca. Clavó cortas con Prestigio para luego dejar un rejón entero y fulminante. Faena cumbre De Diego Ventura al buen quinto, con el que ya de salida protagoniza un pasaje estelar con Lambrusco en el recibo a portagayola con la garrocha con el toro prestándose con pies al envite. En banderillas, la faena de Ventura fue de más a más gracias a la clase de Guadalquivir, el temple prodigioso de Nazarí y la sublimación de la doma con Dólar en el par a dos manos sin cabezada que gana en perfección por día. Pinchó antes del rejón final con Toronjo y el público le pidió con mucha fuerza el rabo.

Andrés Romero, también fue negado por el palco en la no concesión de la segunda oreja del sexto. Romero le tocó el lote más deslucido y soso de la notable corrida de Luis Terrón. El onubense a pesar de remar a la contra, mostró madurez, solvencia, variedad y mucha seguridad. Andrés Romero ante su par dejó claro que su crecimiento hacia lo más alto va de forma progresiva en perfecta armonía con su gran cuadra. Muy buena tarde de Romero demostrando una excelente dimensión. Dos orejas con destino Huelva. 

25.08.2018 Antequera. Andrés Romero from Cultoro TV on Vimeo.

Otra oreja obtiene Andrés Romero en su primero, un toro reservón y que manseó siempre. Compone el onubense una lidia de raza y ambición para provocar las acometidas del astado, al que torea muy despacio por dentro de costado llevándolo muy cosido a la grupa. Con el toro cada vez más parado, se la juega al clavar al quiebro con Guajiro de tanto como tiene que llegar a la cara para provocar y hacer la suerte. Carrusel de cortas con Chamán y rejón fulminante. Definitivamente, se llevó hoy el peor lote de la tarde Andrés Romero, que, aun con ello, no le perdió nunca la cara ni bajó la guardia. Nada se dejó dentro el onubense en su afán por compartir la puerta grande con sus compañeros y se fue a portagayola con Perseo y con el marsellés en la mano para recibir a su oponente. Ya desde ahí supo que no iba a encontrar en él la colaboración precisa. Tampoco le importó y construyó una faena a más en todo, con una base de lidia muy importante y también de entrega total con Kabul y Caimán en banderillas y luego en las cortas con Chamán volcándose literalmente sobre el toro. Mató de rejón entero pero algo trasero y eso le privó del segundo trofeo

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Antequera, Málaga. Primera de Feria. Corrida de rejones.

Entrada: Tres cuartos

Toros de Luis Terrón. Bien presentados y buen juego en general salvo tercero y sexto.

Andy Cartagena; Oreja y Dos y rabo

Diego Ventura; Oreja y Dos orejas con petición de rabo.

Andrés Romero; Oreja y Oreja con fuerte petición de segunda.