EL PUERTO DE SANTA MARÍA

El futuro triunfa

Daniel Crespo, a hombros en su alternativa. Morante la doble cara en su lote. Manzanares enrazado perdió trofeos con la espada. Corrida de Cuvillo baja de raza y casta.
Por 
sábado, 04 de agosto de 2018 · 18:49

TEXTO Y VÍDEOS: EMILIO TRIGO

FOTOS: EVA MORALES

Morante de la Puebla, José María Manzanares y Daniel Crespo, que tomaba la alternativa, trenzaban el paseíllo este sábado en la primera corrida de toros de la temporada estival en la Plaza Real de El Puerto de Santa María. Se lidiaban toros de Núñez del Cuvillo para la ocasión, a la postre bajos de raza y casta.

La tarde tenía un protagonista antes de iniciar el paseíllo. El cartel anunciaba la alternativa del joven local, Daniel Crespo. Un chaval que cuando miró en el paseíllo a ambos lados se cruzó con los buenos deseos de su padrino y testigo de ceremonia, Morante y Manzanares completaban la terna. ¡Suerte Dani, suerte maestros!

Un cartel expectante, puesto que Morante posee todas las claves del toreo juntas; un Manzanares que es el guardián del toreo eterno; un joven de El Puerto que reúne en su toreo las llaves para ser figura en un futuro.

Así con todo, el futuro está asegurado con carteles como el de hoy. Proclamas que a nadie deja indiferentes por su ensalada de estilos y buenos gérmenes. Por tanto, el Futuro triunfó en el Puerto y lo hizo en nombre de Daniel Crespo que ofreció una completa tarde con dos versiones diferentes. Con el toro del doctorado, la dicción bella, pausada y estética, y con el cierraplaza la declamación de oficio, raza e inteligencia. Por ende, torero de capacidad y amplio armario que presagia un futuro exitoso.

Abrió plaza un cuajado astado de Cuvillo que embistió en el recibo echando las manos por delante y de viaje corto. Crespo que mostró seguridad y anduvo en torero toda su actuación, le endosó un bonito recibo a la verónica jugando las muñecas con suavidad y expresión en la ejecución. El toricantano tomó la alternativa con ‘Utrito’ un toro que tuvo un buen trato por parte de Daniel y de toda la cuadrilla puesto que todo se le hizo a favor. El joven matador lo cuidó en varas y mimó en un precioso aunque exigente quite por chicuelinas. El portuense tras recibir el doctorado construyó una faena donde dejó ver muy buenas formas, clase y temple. Además sin aparentes nervios, ni pudiéndole la responsabilidad  del compromiso anduvo muy despejado de mente con variedad y buen gusto. Labor por ambos pitones de buena nota ante un Cuvillo dulce que al final se vino algo abajo en intensidad. La espada se fue algo baja. Oreja. Al sexto lo recibió Daniel Crespo con una larga cambiada en el tercio y con la disposición de lancear a la verónica pero su antagonista no colaboró en el intento. Se frenó pegando un salto en cada supuesta verónica. Daniel lo lidió convencido de sus posibilidades, sin nervios y con la buena baza de sus finas maneras. Crespo se inventó una afanosa faena donde volvió a demostrar serenidad, pulcritud y cabeza despejada. Los muletazos todos fueron por debajo de la pala del pitón para evitar el tropiezo con el avío. Su oponente derrotaba al final del trazo pero el joven no le dejaba alcanzarlo. Impecable en fondo y formas para sacar más de su deslucido astado. Estocada y oreja al ‘oficio’ de un toricantano que pareció un matador más veterano en alternativa. Puerta Grande.

04.08 EL PUERTO DANIEL CRESPO CULTORO from Cultoro TV on Vimeo.

Morante abrió su capote y formó el taco. Esperó al segundo de la tarde con la pierna genuflexa -a lo Ordóñez- a pesar de la preciosa ejecución del lance, lo mejor llegó después una vez estirado. Morante interpretó la verónica dormida empujando al toro más allá del infinito, ganando terreno y cerrando con una media de hora y cuarto de duración. El de la Puebla, muy metido, aprovechó el viaje del toro tras salir -derribar al caballo- para cimentar un quite por chiquelinas de pintoresca expresión con preciosos adornos finales. Hasta entonces el de Núñez del Cuvillo se comportó de forma prometedora pero cambió en los primeros tanteos con la pañosa. El cigarrero comenzó saliéndose para afuera andando con parsimonia y delicadeza. Muletazos de gran sabor, muy toreros y esperanzadores aunque la buena sintonía duró poco. El astado sólo duró dos buenas tandas a diestras, después soltó la cara, no humilló más y protestaba en el viaje. José Antonio porfió en dos tantas más pero sin demasiado calado. En definitiva perlas y ganas de Morante ante uno muy deslucido y cambiante. El cuarto bis –el titular al corral por inválido- no con mucho volumen pero sí con dos biergos muy finos no gusto de salida al sevillano. Morante nada más salir gesticuló al callejón como pidiendo explicaciones de aquel ‘individuo’ que acababa de salir al ruedo. Para colmo la salida del Sampedro tampoco fue muy halagüeña. No quiso verlo Morante en ningún momento y lo dejó en manos de la cuadrilla. A este le dieron mucho jabón en varas. El cigarrero, salió con la de verdad en la derecha y al finalizar  el tanteo de inicio, lo cuadró para mandarlo al desolladero con el tremendo enfado de toda la Plaza Real...Esta vez, fue la cruz de la moneda.

04.08 EL PUERTO MORANTE CULTORO from Cultoro TV on Vimeo.

El tercero no quiso capote a pesar de acudir con buen tranco pero después del lance mostró poco celo y busco irse a tablas. Sin embargo, se empleó en el peto con el poder del manso encastado. Y así se movió en el último tercio. Fue alegre y pronto en los primeros compases siguiendo los vuelos de la muleta hasta el final. Josemari le tapaba cualquier salida en derechazos que más bien eran ‘semicirculares’ larguísimos aderezados con particular elegancia. La clase del alicantino era patente en cada precioso derechazo. Cuando le apretó, es cuando cantó de pleno a rajarse y a partir de se sucedieron de uno en uno pero más deslavazados. A izquierdas son en la interpretación pero sin demasiada continuidad por los amagos reticentes del Cuvillo. Casi entera en buen sitio y negativa del palco a conceder el trofeo. El quinto que anunciaba 500 kg no daba esa impresión. Bastote. Sea como fuere la realidad es que tenía jugosos pechos, gran badana y poco cuello. El segundo del lote de Josemari no le dio opción a lucirse con el capote puesto que embistió a saltos en cada embroque con el percal. Desde el primer tercio el quinto marcó su querencia a rajarse con una embestida desentendida y huidiza constantemente. Con esto, Manzanares, tiró de bragueta poniendo la salsa que no tenía su astado. El de Alicante le buscó las vueltas y le soplaba algunos que hacían  crujir la plaza en cada personal muletazo. Un Manzanares muy decidido hambriento de triunfo toreó a compás de forma persistente y enrazada. Actitud de figura y toreo amasado por ambos pitones ante un verdadero manso. Las muñecas de Josemari se movieron al son del empaque y la naturalidad arrebatada. Falló con la espada recibiendo y se esfumó cualquier trofeo.

04.08 EL PUERTO MANZANARES CULTORO from Cultoro TV on Vimeo.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de El Puerto de Santa María (Cádiz). Primera de abono. Corrida de toros. Más de tres cuartos de entrada. 

Toros de Núñez del Cuvillo. Correctos de presentación bajos de raza y casta.

Morante de la Puebla; Palmas y Pitos. 

José María Manzanares; Ovación tras petición y Ovación.

Daniel Crespo; (Tomó la alternativa) Oreja y Oreja.

Cuadrillas: Saludó Montera en mano Rafael Rosa tras un gran par al tercero. Destacó en un quite de peligro Luis Blázquez que salvó a su compañero ‘Lili’ de previsible percance.

Incidencias: Se guardó un minuto de silencio antes de hacer el paseíllo por el Dr. D. Julio Mendoza.

 

14
2