AVANCE OLIVENZA

La Fiesta de la novillería

Posada de Maravillas reaparece con regusto, Ginés Marín muestra de nuevo su personalísimo valor, Pablo Aguado y Juan Carlos Carballo debutan con ambiente y concepto personal. Todos a hombros.
domingo, 8 de marzo de 2015 · 11:13

Una novillada de El Freixo esperaba en toriles a cuatro novilleros que, por sus méritos, se han ganado con creces el compromiso de esta mañana: Posada de Maravillas reaparece tras su corte en Pamplona que durante nueve meses lo ha tenido apartado de la profesión; Ginés Marín, en su segunda tarde oliventina, quiere reiterar el triunfo del pasado viernes; Juan Carlos Carballo y Pablo Aguado debutan con caballos tras triunfar en Sevilla el pasado verano.

A pies juntos recibió Posada al abreplaza, bajando muchísimo la mano en verónicas sueltas pero de buen trazo. Debió darle tiempo al animal después de una voltereta cuando intentaba rematarlo con la media. Tras brindar al doctor Piñal, que le operó en Pamplona, comenzó a torear inmediatamente por el pitón derecho con mucha clase, gustándose y bajando mucho la mano. Colaboró el novillo con un recorrido largo, repitiendo en el inicio en la muleta de Posada. Estas tandas de confianza le dieron moral al novillero, que prosiguió con ganas. Se rompió al natural Posada, rompiendo también al público. Una gran estocada puso el broche, cortando posteriormente dos orejas.

Una tremenda voltereta le propinó el segundo a Ginés Marín al intentar torear a la verónica de rodillas. Afortunadamente no tuvo consecuencias mayores el susto. Prosiguió Marín galleando por chicuelinas para acercar el toro al caballo. Tras brindar al público e iniciar faena de forma muy torera, construyó una faena inteligente ante un animal que nada tenía que ver con su hermano anterior. Debía darle un toque fuerte y firme para poderle, dejando la muleta totalmente hundida. Tras manoletinas y estoconazo, cortó las dos orejas del animal.

Un punto de informalidad tenía le novillo del debut de Pablo Aguado, sin embargo su maravilloso concepto del toreo llegaba enseguida a los tendidos. Lo recibió en los mismos medios con dos faroles, para encandilar con un ramillete de verónicas templadas. Brindó faena a sus tres apoderados y, tras un inicio con un pase de pecho muy torero, intentó plantearle faena con su acusada personalidad ante un novillo soso. Estoconazo y ovación.

Con la mente clara, con mucho gusto y a revientacalderas comenzó lidia al novillo de su debut Juan Carlos Carballo. El novillero recibió al cuarto con dos cambiadas para enjaretarle un ramillete de verónicas con la mente despejada. Destacó su gran colocación, su gran firmeza y su poso ante un novillo para entender bien. Le corrió la mano por los dos pitones, mostrando desparpajo y gusto. Un arrimón final por manoletinas sin espada puso el broche a una faena de regusto. Estocada y dos orejas.

De nuevo mostró Ginés Marín sus grandes dotes capoteras en el recibo capoteril al sexto de la tarde. Brindó su faena a sus compañeros de terna antes de comenzar a torear en redondo de nuevo con su acusada personalidad. Se rompió Ginés Marín al natural, con cambios de mano eternos. Faena efectiva y personalísima. Mató recibiendo y cayó el novillo con más de media estocada.

 

Recibió Pablo Aguado al séptimo por verónicas bajando la mano. Pero lo grande de su actuación llegaría en la muleta, sellando dos tandas eternas de derechazos en el inicio muleteril, bajando un porrón la mano y entregándose en los pases de pecho, personalísimos. Al natural también selló su regusto, antes de dejar una estocada recibiendo contraria.

En la puerta de toriles con el capote a la espalda recibió Juan Carlos Carballo al novillo que cerraba el festejo. Posteriormente también quitó por gaoneras. Se gustó en la faena, que terminó finalmente cortando una oreja. Inició por derechazos sin inmutarse la faena, dejando su impronta técnica y sus ganas. El ímpetu no lo perdió Carballo, rematando por naturales y bernadinas, antes de pinchas en dos ocasiones y dejar una estocada que le valió el trofeo.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Olivenza. Tercera de Feria. Novillada picada. Tres cuartos de entrada.

Ocho novillos de El Freixo, manejables en líneas generales.

Juan Luis Ambel "Posada de Maravillas", dos orejas y silencio. 

Ginés Marín, dos orejas y oreja. 

Pablo Aguado (debuta con picadores), ovación y dos orejas. 

Juan Carlos Carballo (debuta con picadores), dos orejas y oreja. 

Galería de fotos

Comentarios