ENTREVISTA

Juan del Álamo: "Ha sido un año de superación total"

Juan del Álamo ha llevado a cabo un 2019 de superación. Torero de oficio, de raza y de gran capacidad para llegar al tendido con su toreo, ha navegado contra viento y marea sin apoderado.
viernes, 27 de diciembre de 2019 · 18:20

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO

Juan del Álamo ha llevado a cabo un 2019 de superación. Torero de oficio, de raza y de gran capacidad para llegar al tendido con su toreo, ha navegado contra viento y marea sin apoderado.

Pronto empezó su año: en Valdemorillo. “Sí, empecé pronto. En conjunto, la temporada ha sido una temporada de superarme cada tarde y cada momento. En el toreo, para que se conjugue todo, tiene que haber muchas cosas importantes. Y en Madrid por supuesto que fui con mucha ilusión, pero el resultado no fue el esperado”, comenta.

En Madrid no encontró con sus lotes la suerte que se necesita y eso marcó su temporada. “Después tenía como puerto de montaña Pamplona, y no se pudo por las inclemencias meteorológicas. Eso hizo que fuese un año de torear muy poco en plazas importantes, aunque los pueblos me respetasen”, declara el joven.

Las de Madrid fueron unas tardes duras, “incluso el día de El Pilar me tocaron matar cuatro toros. Cuando el toreo no se conjuga, es todo más difícil. Y más si te cuesta tirar la tarde hacia adelante. Creo que di una imagen muy seria, y la tarde de Las Ramblas la viví sin esa opción que hace falta para Madrid. Quince o veinte arrancadas tiene que tener el toro en esta plaza, y no las tuvieron”, confiesa.

La suspensión de Pamplona “nadie nos la esperábamos. Uno pone toda su concentración en ese día, en el puerto que uno quiere marcar, y no se pudo llevar a cabo. Eso te frena en tu temporada. Los triunfos en otro tipo de plazas suenan al fin y al cabo menos. A pesar de ello, creo que le cogí muy bien el pulso a la temporada, y eso para mí fue muy importante. Sé que no ha sido mi año, pero ha sido un año de aprendizaje, de seguir manteniéndome”.  

En Salamanca tuvo que hacer frente al hecho de quedarse fuera de la Feria, teniendo cinco puertas grandes en los últimos años, aunque luego la casa Chopera le dio la opción de sustituir a Roca Rey, algo que aceptó. “Finalmente, lo de Salamanca tuvo un final feliz. En un principio no hubo un acuerdo. Creo que era merecedor de otro trato tras los triunfos del año pasado. No fue así, pero esto es una carrera de fondo, y hay que estar agradecido a que la empresa Chopera me contrató”, comenta. Esa “fue una tarde de superación. Fue una tarde de sacar raza, de lucha, de pelea, de sobreponerme… había que poner el listón alto”, reseña.

En este sentido, Del Álamo declara que “no es fácil tampoco construir esta temporada sin un apoderado, que sé que tiene que llegar. Hay picos que se le van a un torero que el apoderado sí los conoce. Estoy disponible adaptándome también a las circunstancias”, concluye esta entrevista.

Comentarios