VALENCIA

"En Valencia nos rechazaron toros con argumentos muy subjetivos y personales, sin ningún rigor científico"

El hierro de Alcurrucén explota tras lo ocurrido en Valencia, plaza en la que de ocho toros iniciales le echaron para atrás siete en la corrida del pasado miércoles.
viernes, 15 de marzo de 2019 · 08:24

El hierro de Alcurrucén ha explotado a través de las redes sociales tras lo ocurrido en Valencia, plaza en la que de ocho toros iniciales le echaron para atrás siete en la corrida del pasado miércoles. Este es el texto íntegro en el que explican su versión de lo ocurrido: 

Hace unos cuantos meses atrás sonó el teléfono. Una llamada interesada porque Alcurrucén estuviera en una de las ferias de más seriedad e importancia de España, Valencia. Ante eso el trabajo empieza, los toros que desde erales despuntan por su reata y hechuras para ferias de primera vuelven a pasar por un criterio de selección más que profesional para considerar su comparecencia en la feria de Fallas. Un trabajo precioso pero a la vez agotador porque los toros se deben preparar, tienen que contar con una increíble forma física, cuidados en la alimentación una atención especial y para ello se necesita constancia, responsabilidad y meses de dedicación con el único objetivo de presentar los toros en su mejor estado y condición.

Después de evaluaciones ganaderas, parece que la corrida está reseñada. Se embarca y llega el momento del reconocimiento veterinario. Ahí empiezan las Inseguridades. En esta ocasión ocurrió un escenario nada deseable, de 8 toros nos echan para atrás 7. ¿Y ahora qué? Como si de un súper mercado se tratase, toca volver al campo y buscar sin tiempo otros animales con la mitad de preparación que sus hermanos.

No se sabe bajo que criterios puesto que los ya presentados reunían la aprobación de diversos factores (empresa de Valencia, veedores, veterinarios...) y las características en cuanto a enceste, morfología, tipo, trapío, peso y seriedad que requiere una plaza de primera como Valencia. Y ahora hay que buscar REPITO, sin conocer un criterio argumentado, una corrida entera de toros que sustituyan a los anteriores. +

Los argumentos del rechazo son muy subjetivos y personales, sin ningún rigor científico y sin tener en cuenta la ganadería en cuestión, ni la trayectoria profesional ni el trabajo que hay detrás pero aún así, tiramos la moneda al aire y la corrida cumplió. Después de este episodio, los primeros interesados en triunfar y dar a Valencia lo que se merece somos nosotros, pero lo que se esta viendo es que lo que digan tanto los profesionales como los ganaderos no vale nada pero en verdad, la ilusión es lo último que se pierde y hay muchos motivos para seguir. Gracias Valencia! 
 

Comentarios