ENTREVISTA

De Justo: "Sé del puñado de orejas que la espada se llevó, pero estoy orgulloso de la dimensión ofrecida"

Ha sellado una tarde que ha hecho historia en Francia, que dejará para el recuerdo de todos los aficionados y que se queda grabada también para él como un escalón más alcanzado. Nos lo cuenta.
Por 
miércoles, 11 de septiembre de 2019 · 08:52

Ha sellado una tarde que ha hecho historia en Francia, que dejará para el recuerdo de todos los aficionados y que se queda grabada también para él como un escalón más conseguido. Fueron seis toros con el denominador común de la exigencia, pero a base de una enorme preparación física y técnica, Emilio de Justo logró lidiar toreando a una corrida a la que se impuso.

Enhorabuena.

Gracias.

Ante todo, la exigencia fue la nota predominante de una corrida que, para mi gusto, no terminó de romper ni en la brillantez de Victorino pero tampoco en lo deslucido. Fue exigente. Y mucho.

Sí, fue una corrida que en todo momento mantuvo un punto grande de emoción. Creo que todo lo que se le hacía tenía mucha importancia y estoy contento por la dimensión ofrecida. Una pena no haber rematado con la espada algunos toros, pero creo que estuve a un nivel muy bueno. Fue una fecha importante.

Te vimos extraordinariamente bien física y mentalmente.

Sí, el desgaste a medida que la tarde iba avanzando se notaba, pero me encontré fresco e ilusionado. No me vine abajo en ningún momento, me fui para adelante con mucha entrega y eso ha marcado mucho la tarde.

¿Cómo analizas capítulo a capítulo cada uno de los victorinos?

Para el disfrute del toreo me quedo con el tercer toro, que me dejó expresarme como yo siento el toreo. Si lo hubiese matado bien, hubiese cortado dos orejas de importancia. El cuarto toro fue duro, y el sexto no me lo puso fácil pero me impuse. Es para estar contento.

Nos llevamos la gran imagen del mérito que tuvo lidiar toreando durante todo el festejo. De no haber hablado de los pinchazos, hubiésemos hablado de más premios, aunque lo que caló fue la actitud sincera de toda la tarde.

Sí, hubiésemos hablado de un puñado de orejas mayor, pero toda la España lo vio por la tele. Eso, a mí, moralmente me hace sentir feliz.

Conoces Francia y conoces Dax. Conoces perfectamente lo que es la Feria de agosto y lo que es Toros y Salsa, lo que son los llenazos absolutos en el mes de agosto y cómo cuesta un poco más meter entradones en septiembre, y llenar de esa forma la corrida en septiembre sabes que no era nada fácil pero lo has conseguido.

Era un acontecimiento muy importante. La gente estaba ilusionada de ver qué podía suceder esta tarde y se juntaron varios ingredientes para que la plaza se viese como se vio, con un lleno absoluto.

El brindis a los compañeros, a los sobresalientes, para poner los pelos de punta…

Yo he pasado por una situación similar, en la cual no he encontrado el momento de poder romper a torear y en aquellos años me acuerdo de las dificultades que pasé. Creo que están en una situación complicada, pero les di mi cariño y aliento.

Esto le deja a las siguientes plazas como Nimes o Albacete la miel en los labios, pero sobre todo a Madrid que te espera por dos veces en Otoño. Justa presencia un año después de tu Puerta Grande.

Me hace mucha ilusión volver a Madrid en Otoño, ojalá las cosas salgan bien y pueda rematar una temporada muy importante.​

Comentarios