CÓRDOBA

"Nos vendieron libertad a cambio de nuestra identidad. Nos han dejado sin familia, sin Dios, sin patria. Escúchenos"

Morante de la Puebla brindó ayer uno de sus toros a Cayetana Álvarez de Toledo con unas palabras que pronto se hicieron virales a través de las redes sociales
martes, 13 de octubre de 2020 · 16:15

Morante de la Puebla brindó ayer uno de sus toros a Cayetana Álvarez de Toledo con unas palabras que pronto se hicieron virales a través de las redes sociales: «Querida Cayetana, nos vendieron libertad a cambio de nuestra identidad. Nos han dejado sin familia, sin Dios, sin patria. Escúchenos. Aún hay tiempo. Con afecto. Morante". 

 

"Gracias, maestro Morante, por este apasionado brindis español". Con estas palabras agradecía Cayetana el gesto de José Antonio de brindarle ese tercer toro del festejo, con el que no triunfó, ya que el delirio de su toreo llegaría en el quinto de la corrida en el Coso de los Califas cordobés. 

ASÍ CONTAMOS EN CULTORO EL FESTEJO: SUSPIROS DE ESPAÑA PARA RESUCITAR LOS CALIFAS

Era el quinto de una corrida, ante todo, sincera: por proposición, por gestión y por ejecución. Porque suspiraron Los Califas el toreo cuando ya asomaba la noche en el coso, en el que 3.000 privilegiados callaban cual Maestranza cordobesa. Andalucía y su forma de ser en la plaza. 

Sonaba en ese momento Suspiros de España y toreaba Morante. A pies juntos el inicio. El mentón en el pecho para proponer. Los naturales entrelazados entre unas notas históricas. El alma por derechazos fundida en el silencio de Los Califas. Los embroques que eran verso que compuso el poema de su temporada. La vida mortecina de un animal a menos llenando la escena. El final a pies juntos. El suspiro de Morante... y de un tendido rendido y en pie a las manoletinas de sublime epílogo. Y el maldito pinchazo, el que evitó los despojos que son sólo material consuelo para quien sueña con lo que allí pasó, que aunque fue efímero suspiro, fue tangible alegría para los tres millares de mortales que allí habían testificado lo inmortal. 

 

Comentarios