ESCUELAS

Relevo en la Dirección de la Escuela Taurina de Cataluña

Dimisión, por razones personales, de su director Manuel Salmerón y demás miembros de su junta directiva.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 15:50

La Escuela Taurina de Catalunya ha hecho público un comunicado en el que informa de la dimisión, por razones personales, de su director Manuel Salmerón y demás miembros de su junta directiva. También los profesores Fernando Gracia y Carlos Pérez han decidido dejar el centro. El texto del comunicado es el siguiente: 

Por motivos personales y después de muchos años de trabajo en la entidad, con el consiguiente cansancio y desgaste, la junta directiva de la Escuela Taurina de Cataluña que preside Manuel Salmerón, con Cristian Alemany como secretario, Eduardo Herranz como vocal y José María Alarcón como responsable de comunicación; han acordado dejar sus cargos, al igual que los profesores Fernando Gracia y Carlos Pérez.  

Todos ellos dan la bienvenida a Enrique Guillén que coge el timón de la Escuela para darle continuidad en unos momentos especialmente difíciles, tanto por la complicada situación que vive la tauromaquia en Cataluña como por las dificultades derivadas de la emergencia sanitaria que vivimos. Y lo hacen en la seguridad de que Enrique Guillén y su equipo, de probada profesionalidad, sabrán encauzar por el camino de los éxitos a los jóvenes de nuestra comunidad que quieren ser toreros.  

Asimismo, la junta directiva saliente quiere agradecer de forma pública la ayuda que, en el ámbito profesional, ha recibido en los últimos años de la Escuela Taurina de Nimes y el apoyo económico de la Fundación José Tomás.     

Dos décadas ayudando a los jóvenes que sueñan con ser toreros 

La Escuela Taurina de Cataluña se fundó el 9 de enero de 1999 por iniciativa de la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña que entonces presidía Juan Segura Palomares, quien dejó su gestión en manos de aficionados y profesionales que la han continuado de forma altruista hasta la actualidad. Cuando se consumó la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, la Escuela tuvo que emigrar y en Francia encontró la ayuda y la amistad del Centro de Tauromaquia de Nimes y los chicos empezaron a viajar al otro lado de los Pirineos. De ahí que en los últimos años la entidad se llamara Escuela de Tauromaquia Nimes/Cataluña.   

Carente de ayudas económicas oficiales, a la Escuela le era imposible asumir el coste de las treinta salidas que aproximadamente realizan sus alumnos cada año; Y si pudo continuar con su labor fue gracias al maestro José Tomas que, a través de su Fundación, le prestó el apoyo necesario, junto al de algunas peñas taurinas de Cataluña y Aragón; al Ayuntamiento de Hospitalet de Llobregat que le cede un espacio para entrenar en un polideportivo municipal y a las escuelas taurinas de Málaga y Valencia que han proporcionado algunas actuaciones a sus alumnos.  

A lo largo de estos 20 años, seis alumnos de la Escuela han llegado a matadores de toros: Serafín Marín, Raúl Cuadrado, Jiménez Caballero, López Díaz, Enrique Guillen y Jesús Fernández; y otros son excelentes banderilleros, como Vicente Osuna, u Omar Guerra. En el escalafón de novilleros está Abel Robles que aspira a ser el séptimo matador de toros salido de la Escuela. 

Comentarios