DECLARACIONES

Esplá, amigo personal de Paco Brines: “Si el Cervantes me lo dan a mí, desde luego que no me hubiera provocado tanta alegría”

“Paco Brines es, para mí,  el poeta cumbre, la referencia de la poesía moderna. Hay un antes y un después de Paco Brines" señala a CULTORO Luis Francisco Esplá, amigo personal del poeta.
lunes, 16 de noviembre de 2020 · 21:59

PACO MARCH

La concesión del Premio Cervantes 2020 al poeta de Oliva (Valencia) Paco Brines ha suscitado comentarios elogiosos de muchas personalidades del mundo de la cultura. Y, por ello, de la Tauromaquia. Uno de los grandes conocedores de su obra y amigo personal es el matador de toros alicantino Luis Francisco Esplá.

Con él- vía telefónica- hemos hablado desde su refugio en la “República Independiente de Realet”: “Paco Brines es, para mí,  el poeta cumbre, la referencia de la poesía moderna. Hay un antes y un después de Paco Brines. Su dimensión poética es tal que el hecho de que sea taurino es sólo una anécdota. Su poesía entronca con la metafísica, es un poeta de esencialidades, el don que tienen algunos elegidos para olfatear y hacer proyecciones más allá de lo sentidos”, señalaba el diestro alicantino.

“Igual que hay toreros de toreros, Paco Brines es un poeta de poetas.

Si buscamos algún referente en su obra este es Kavafis. Cuando hemos hablado de poesía siempre me ha llevado a él. Paco es el mejor contertulio que he tenido en mi vida, con el que siempre aprendes y de una sutileza extraordinaria”, añadía el veterano matador.

“Como persona y como poeta Paco Brines es sublime, una morada en la que entras, habitas, y no tiene nada que ver con el resto del mundo.

Su poesía va íntimamente ligada a su personalidad. Él, en el fondo, es una persona insatisfecha , atormentada y de ahí surge la grandeza de su poesía, hecha de esfuerzo anímico”, añade Esplá.

La concesión del Cervantes a Paco Brines “es una noticia extraordinaria. Enseguida he llamado a Carlos Marzal, que es otro de sus íntimos, y dábamos saltos. Si me lo dan a mí desde luego no me hubiera provocado tanta alegría. Es tan legítimamente merecedor…Le tendría que haber llegado antes, cuando lo hubiera disfrutado con mayor vitalidad. En la ceremonia de entrega, que es el 23 de abril y que ojalá pueda hacerse con la mayor normalidad posible, estaré allí, aunque tenga que colarme disfrazado de guardia jurado”, concluye.

Comentarios