REDES SOCIALES

Javier Núñez, a los animalistas que piden que desaparezca su ganadería: "¿Os atrevéis a decir que os importan los animales?"

Gracias a la cría de un sólo toro de lidia viven más de veinte animales en una ganadería entre becerros, vacas, caballos y perros: '¿En serio os llamáis amigos de los animales?', denuncia el ganadero
jueves, 19 de marzo de 2020 · 20:52

Un toro que se lidia en la plaza soporta la vida de quince que se quedan en el campo, según La Palmosilla, vacada propiedad de José Javier Núñez que señala que la supervivencia de las 1.140 cabezas de ganado que hoy componen la ganadería "depende de que se lidien los 72 toros" preparados para este año.

La Palmosilla ha rebatido en un hilo en su cuenta de Twitter las opiniones de quienes, desde sectores autodenominados animalistas, se han congratulado de que los toros se queden en el campo y no sean lidiados tras la suspensión, fundamentalmente, de las ferias de La Magdalena de Castellón, Las Fallas de Valencia y de Abril de Sevilla.

Esta circunstancia, derivada de la pandemia de coronavirus, ha colocado a las ganaderías de bravo ante la mayor de sus crisis tras la Guerra Civil y dejado en las dehesas a más de mil toros que tendrán dificultades para ser lidiados, según han mantenido en reiteradas ocasiones los presidentes de la Fundación Toro de Lidia, Victorino Martín, o el de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Carlos Núñez.

Un sector que vive de los ingresos de la taquilla está inmerso en estos días en la perplejidad de que se tiene que financiar sin ingresos y lo tienen que hacer actividades tan diversas como empresarios, ganaderos, toreros, los actores principales de la Fiesta, y otros como cuadras de caballos, sastres, talabarteros y hasta taxidermistas, entre otros muchos.

Y en el campo en el que quedan los toros que comen todos los días y que, según los ganaderos, tienen un coste de cinco mil euros por cabeza antes de ser embarcados para su lidia, que se incrementarán si se quedan y que quedarán casi en saco roto si el animal va al matadero.

A cargo del toro, en explotaciones que combinan la cría del toro con la actividad agrícola, están mayorales, caballistas y una larga nómina de trabajadores que, en esencia, viven de la cría de reses bravas para ser lidiadas, que es el único destino de este animal.

Por ello, el ganadero de La Palmosilla ha explicado de forma muy didáctica la gravísima situación en la que queda el sector con las suspensiones y la incertidumbre que se ha cernido sobre las ganaderías de bravo, que según datos de la UCTL suman casi mil explotaciones en España con un censo de 213.457 animales inscritos en el Libro Genealógico de la Raza Bovina de Lidia.

En estas explotaciones, según señala La Palmosilla, el 6,3% de toros, que han vivido libremente cuatro años, mantiene al resto y si se incluye también como fuentes de ingresos, 'aunque poco significativas', la lidia de novillos y las vacas de desecho en el matadero, 'el numero de animales sacrificados para mantener al resto es de 11,6%'.

'Si esos animales no se pueden lidiar en plazas de toros significaría que tendríamos que reducir la población de cabezas de forma drástica. Eso supone una pérdida de genética tan grande que lleva a la extinción de la ganadería a medio plazo', se afirma en la cuenta de esta vacada que pasta en Tarifa (Cádiz).

Esa circunstancia obligaría, según La Palmosilla, a buscar alternativas agrícolas a la ganadería, lo que 'supondría una pérdida irreparable en biodiversidad', en las 250.000 hectáreas de dehesa, definidas por la Unión Europea como Sistemas de Alto Valor Natural.

'Ya no serían necesarios los 22 caballos, los 17 bueyes, los 14 perros y los gatos que viven gracias a la lidia de los toros. ¡Todo desaparece si no hay corridas de toros, todo! ¿En serio os llamáis amigos de los animales? ¿Os atrevéis a decir que os importan los animales? Si alguno contesta que sí” que pase por caja por favor', concluye La Palmosilla en su defensa del toreo y el toro.

Comentarios