PERÚ

La plaza "La Esperanza" de Lima cumple un año

Se cumple un año de aquel sábado 22 de junio donde en tierras peruanas se inauguró la Plaza de Toros La Esperanza, precisamente en el distrito de Lurín -perteneciente a la jurisdicción de Lima-.
martes, 23 de junio de 2020 · 16:05

Se cumple un año de aquel sábado 22 de junio donde en tierras peruanas se inauguró la Plaza de Toros La Esperanza, precisamente en el distrito de Lurín -perteneciente a la jurisdicción de Lima-.

La plaza, estable y de propiedad privada, en su primer año albergó -de la mano con la empresa taurina Tauroarte Perú- una nueva feria en la ciudad limeña: La Oportunidad. Feria que tuvo una novillada y 4 corridas de 6 toros cada una. Llevó ese nombre porque el matador triunfador recibiría como premio el cupo directo a la Feria del Señor de los Milagros en la Plaza de Acho -perteneciente al distrito del Rímac-. Fue el matador castellonense Paco Ramos quien a la postre fue el único espada en salir en hombros en esta primera feria celebrada.

"Plaza de tercera por su aforo, pero festejos y ambiente de primera por la gestión demostrada" es lo que varios connotados aficionados y profesionales suelen concluir al comentar o dar una opinión sobre lo que se ve en la nueva plaza limeña. Y no es para menos, puesto que tan solo en el 2019 ha albergado 16 festejos taurinos y varios talleres, siendo a su vez uno de los recintos que más festejos ha sumado al calendario taurino en todo el Perú -sino el que más-, y obviamente en lo que respecta a Lima.

En la última temporada, además del matador Paco Ramos, han hecho el paseíllo figuras de América como el mexicano Ernesto Javier Tapia 'El Calita' o el colombiano Luis Miguel Castrillón, la figura francesa Thomas Dufau, el murciano Filiberto, el sevillano Oliva Soto. Además también estuvieron presentes figuras extranjeras del circuito peruano, como el matador murciano Emilio Serna y el espada colombiano Cristóbal Pardo. Pero sobretodo, La Esperanza es una plaza donde los toreros peruanos siempre han tenido -y tendrán- su lugar, y es que en todos los festejos siempre hubo al menos un matador peruano acartelado, y en la novillada la bandera peruana fue la única que se hizo presente.

Sin duda alguna, Lima tiene una nueva plaza, y una que no se perderá. Y no se perderá porque posee la afición y responsabilidad para con la fiesta de los toros que posee su propietario: don Augusto 'Tito' Fernández.

La plaza cuenta actualmente con 500 asientos de butacas más una ampliación con tribunas portátiles que suma al aforo en más de 2 mil asientos. Además, también cuenta dentro del recinto con espacios para estacionamientos vehiculares, un amplio patio de comidas y zona de ventas, 5 zonas de servicios higiénicos. Pero lo mas resaltante, quizás, es que posee amplios potreros para albergar el ganado a lidiar durante los días o semanas previos al festejo. Y a su vez, cómodos dormitorios para hospedar a los toreros que harán el paseíllo.

Esta nueva plaza limeña se encuentra culminada en su primera fase, pues el propietario tiene muy en claro continuar trabajos para ampliar más la capacidad de la plaza, y así cambiar los metales por las butacas.

El Perú, una potencia taurina por donde se le vea, tiene en Lima una plaza seria, donde su afición ha demostrado ser aquella que sabe esperar a los toreros, en respetuoso silencio, para luego encender los tendidos según vaya avanzando la faena. Una afición que agradece y tiene cariño por la plaza, pues percibe el respeto que siempre se les ha procurado hacer sentir; todo con un constante esfuerzo y preocupación en cuanto a la presentación del ganado, y el orden como espectáculo artístico.

Muchas bendiciones para "La Nueva Plaza de Lima", y agradecimientos para su propietario.

Comentarios