REPORTAJE

La casta navarra de Arriazu, ejemplo de supervivencia ganadera

Imanol Sánchez, Román y Javier Marín protagonizan un tentadero en esta emblemática casa ganadera de casta navarra
miércoles, 24 de junio de 2020 · 17:37

La prestigiosa ganadería de D. José Arriazu e Hijos, la cual cumplirá en 2021 medio siglo de existencia es uno de los reductos taurinos que mantiene viva la Casta Navarra y una importante factoría de ganado, con alrededor de 1.400 cabezas (una de las ganaderías mas extensas del mundo), y la cual es actualmente referente en los festejos taurinos populares a lo largo de la geografía española, y por su volumen de ganado una de las más afectadas ante la crisis derivada del Covid19.

Victor y Roberto Arriazu, quienes están a la cabeza de la ganadería, son un claro ejemplo de lo que están atravesando las ganaderías españolas y del puzle matemático que tienen que hacer para mantener cinco trabajadores fijos (unos quince en temporada) y toda la infraestructura de la explotación ganadera y las familias que dependen directamente de esta y el ejemplo de resistencia y trabajo que llevan a cabo en estos difíciles momentos que atraviesa la cabaña ganadera.

Un año, que se alargará dieciocho meses, dado que la temporada taurina solo cuenta con seis para poder monetizar su actividad profesional, en el que las perdidas para el sector ganadero ya son cuantificables, y en el que la suspensión de las fiestas patronales de todos los pueblos abocan a unas perdidas económicas y genéticas sin precedentes.

A la espera de que el Gobierno de Navarra lleve adelante unas ayudas anunciadas las semanas anteriores para paliar la debacle económica, que tan solo parchean esta, pero que tal y como reconocen los ganaderos navarros; "es de agradecer que la administración foral haya tenido finalmente a bien tenernos en cuenta" y sin festejos con los que poder desarrollar su actividad laboral, el día a día ganadero continua, pensando siempre en la importancia de no dejar de lado todos los cuidados que necesitan las reses, así como todo el entramado de selección que anualmente necesita cualquier ganadería para asegurar su continuidad en los próximos años.

Las labores de selección se llevan a cabo en la plaza de tientas de la ganadería, donde estos días los toreros, quienes tampoco podrán realizar temporada, pueden seguir gracias a esta, con su preparación anual, como es el ejemplo del torero aragonés Imanol Sánchez, habitual en la casa, el diestro navarro Javier Marín y el valenciano Roman que debutaba en esta casa y ante reses de Casta Navarra, de mucha seriedad y con el comportamiento habitual que estas presentan para la franela.

Una jornada más de trabajo, que demuestra la dificultad que atraviesa el sector taurino, pero que no deja de lado el día a día a la espera de ayudas y de soluciones para poder volver a recobrar su actividad habitual. 

Fotos Hugo Quilis

Comentarios