EL TENDIDO DE LOS SASTRES

6 Toros 6

Retomo este “Tendido de los sastres” y el corazón me pide dedicárselo a la Revista que ya no está y en la que tuve el inmenso privilegio- sí, ya sé, un tópico, pero no es el caso- de escribir.
jueves, 25 de junio de 2020 · 17:10

PACO MARCH

Retomo este “Tendido de los sastres” y el corazón me pide dedicárselo a la Revista que ya no está y en la que tuve el inmenso privilegio- sí, ya sé, un tópico, pero no es el caso- de escribir durante quince años.

Cuando en las primeras semanas de confinamiento apenas salíamos de casa,  lo justo para ir y volver al supermercado, algunos locos/románticos cruzábamos el semáforo  para acudir a nuestra cita diaria con el olor de la tinta impresa. Y ahí estaba el kiosko, el de la esquina, el del barrio. Entre álbumes de cromos y chuches que esperaban inútilmente el paso de los niños de la mano de los abuelos camino del cole cerrado, también los diarios y las revistas.

 Pero ya no 6TOROS6.

España y la Humanidad- ¡viva Blas Infante!- sumidas en una tragedia impensable que todo lo paró; la vida en un paréntesis del que no se adivina el final.

Ocurrió, sin embargo, que el primer lunes de estado de alarma fue también el del primer número on line de la Revista. Una apuesta que mantenía el compromiso con los lectores y la tauromaquia. Y gratis.

Sin actividad taurina, los contenidos de los números sucesivos abundaron en el que ha sin duda ha sido uno de los sellos de identidad de 6TOROS6: la historia del toreo. También la cultura taurina.

Y, claro, el homenaje a Gallito. Lo que iba a ser un número especial de más de 300 páginas a publicar y presentarse el 16 de mayo, fraccionado en cuatro entregas, en internet y ya de pago.

¡Ah, la modernidad!.

Resulta- qué cosas- que, visto lo visto, el paso del papel a la red dejó por el camino a muchos lectores e incorporó a menos. Aún así, hubo fuerzas para rematar con sendos especiales Belmonte. Y fin.

Como suele ocurrir, después llegaron las condolencias, que se agradecen, faltaría más, pero también dejan un regusto amargo. Yo me entiendo.

Vive la tauromaquia la que quizás- y sin quizás- es la encrucijada más difícil de su historia, que ha superado unas cuantas. Lo hace contra sus ancestrales fantasmas (de dentro y de fuera) a los que se ha añadido un virus marrajo y traicionero. Saldrá, saldremos de esta. Pero en el camino ha quedado 6TOROS6.

Cuando en un futuro más o menos cercano se quiera saber del toreo en los últimos años del siglo XX (aquel TOROS92, luego transmutado en 6TOROS6) y las dos primeras décadas del XXI, igual que hoy recurrimos a El Ruedo, habrá que buscar en los 1341 números publicados en papel por 6TOROS6, hasta el 10 de marzo de este 2020 de nuestras desdichas.

En cada uno de ellos, desde las portadas (algunas de ellas memorables, como la del número 1000, ilustrada por Esplá) hasta el artículo de opinión de la penúltima página, el devenir de la tauromaquia se ha explicado en artículos, crónicas, fotografías (los mejores han estado ahí), entrevistas, reportajes, historia, referencias culturales ( los libros, la pintura, el cine, el teatro...), siempre- con aciertos, errores o discrepancias- con la honestidad por divisa. Créanme.

Por eso y más, en este mi retorno a CULTORO, que me vuelve a abrir una ventana para desde ella dar cauce a mi pasión taurina a través de la escritura - no me llamó el Señor por los caminos del arte y el valor- vaya mi tributo de amistad y agradecimiento a las compañeras y compañeros de 6TOROS6.

Ha sido un placer.

Comentarios