COMUNICADO

La Asociación Taurina Parlamentaria también denuncia las palabras de García Torres

Ante las manifestaciones del llamado Director General de "derechos" de los Animales sobre la Tauromaquia mediante un artículo publicado en Eldiario.es.
domingo, 10 de enero de 2021 · 15:38

Ante las manifestaciones del llamado Director General de "derechos" de los Animales sobre la Tauromaquia mediante un artículo publicado en Eldiario.es, esta Asociación manifiesta lo siguiente:

1.- El citado Director General dice que "el toreo no es más que una caricatura de lo que fue en otras épocas". Habría que preguntarle si añora cuando morían caballos en el ruedo, por falta de peto, lo que resulta chocante para quien presume de ser un paladín de la defensa de los animales. O, también cuando eran frecuentes las cogidas mortales de los toreros por falta de medios técnicos o sanitarios, ya que los humanos igualmente deberían preocuparle aunque solo fuera por solidaridad de raza.

2.- En segundo lugar, el citado Sr. dice que la Tauromaquia es "un negocio de los señores de la corte" y una forma de "control masculino sobre la naturaleza". 

Desde luego, afirmaciones tan peregrinas se rebaten por sí solas, sin embargo conviene recordarle que la fiesta de los toros llega a todos los rincones de España y su arraigo se remonta a siglos. Luego de “corte” nada de nada, y de “señores” menos aún, siendo su organización algo tan natural como la manifestación lúdica innata en unas tradiciones muy arraigadas, sino las que más de nuestro país.

En cuanto a lo del control masculino, no entendemos como quien dice predicar la igualdad de géneros, puede distinguir entre un control de la naturaleza por tal motivo. Y ello, sin tener en cuenta que gracias a dicho "control", hay medio millón de hectáreas dedicadas a la cría del ganado de lidia, protegidas, valladas y vigiladas, que las convierten en auténticos parques naturales, para muchas otras especies, en las que el toro bravo es su guardián o como dijo Oscar Wilde "el rey de la pradería". 

3.- Por último, recordarle al Sr. Director General que la Ley 18/2013, de 12 de noviembre, que declara a la Tauromaquia Patrimonio Cultural de nuestro país, que los poderes y organismos públicos están obligados a protegerla y promover su enriquecimiento, artículo 3, todo ello "de acuerdo con lo previsto en el art. 46 de la Constitución". Luego es evidente, por ley, que esa Dirección General está obligada a acatar la ley y a cumplirla. De no hacerse así exigiremos la dimisión o en su caso el cese del citado Director General, tantas veces como fuera necesario y ello sin olvidar que su denominación es claramente equivocada ya que desde Kant hasta nuestro Savater, el concepto de "derechos de los animales" es erróneo o incorrecto, al no existir más derechos que los derechos humanos.

Miguel Cid Cebrián. 

Presidente ATP.

Comentarios