SEVILLA

El Soro, trompetista en La Maestranza con la banda del Maestro Tejera

El Soro cumplirá en los próximos meses uno de sus últimos retos: formar parte, aunque sea tan sólo por una tarde, de la banda de música del Maestro Tejera en la Real Maestranza de Caballería
domingo, 17 de enero de 2021 · 15:02

El Soro cumplirá en los próximos meses uno de sus últimos retos: formar parte, aunque sea tan sólo por una tarde, de la banda de música del Maestro Tejera en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Tal y como ha comentado a CULTORO el maestro valenciano, en los últimos años está cultivando la afición musical que siempre ha llevado en sus venas, pero ahora de una forma más intensa.

Tal ha sido el aprendizaje con la trompeta que incluso el director de la Banda de Música, el maestro Tristán, se puso en contacto con la esposa de Vicente Ruiz cuando éste se encontraba en el hospital para plantearle el reto, que aceptó Vicente. 

Aunque la fecha exacta no está confirmada -ya que, entre otras cosas, no hay aún cartelería para el coso del Baratillo todavía-, sí que El Soro estará presente al menos en una tarde del abono sevillano con esta célebre banda de música; quizá, la más importante a lo largo de la historia del toreo. 

La fábula del músico loco

De tocar la trompeta con cierta gracia a ser músico hay un trecho importante. Casi el mismo que existe de tomar la alternativa con cierta dignidad a ser torero. Para estar loco, en cambio, basta con soñar imposibles y tener los arrestos de perseguir los medios. Eso sí, sólo un tipo con la raza de un torero suele llegar a esos fines. Y siempre dirán que está loco.

Lo está Vicente por ponerse delante de un toro dos décadas, una pierna biónica y 30 operaciones después. Lo está, no le den más vueltas. Pero fue bendita su locura hoy, cuando cuadraba en la cara y en los mismos medios un par del molinillo a un castaño de Juan Pedro tan serio como el que más lo sea esta feria. Raza de torero para sobreponerse, para mandar en su hambre como ha hecho siempre, porque cinco veces se hizo rico y otras cinco quedó tieso como una regla este tipo que nació en Foios para comerse la vida a dentelladas. LEA AQUÍ LA CRÓNICA COMPLETA. 

Comentarios