REPORTAJE

La hostelería del Arenal clama porque vuelvan los toros: "Con lo que hacíamos en una semana, teníamos para vivir tres meses"

"Pedimos a la Junta que se ponga en nuestra piel", señalan los hosteleros del barrio de La Maestranza después de que la Junta haya anunciado que no permitirá toros sin el metro y medio de distancia.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 22:06

Las restricciones sanitarias han golpeado especialmente a los hosteleros de nuestro país, que intentan sobrevivir sin luz al final del túnel a la pesadilla del COVID. Los afortunados que han podido sostener su negocio en pie tratan de mantenerse a flote en medio de una tempestad en la que las trabas impuestas al sector están llevando a la quiebra a una gran cantidad de bares y restaurantes. Entre estos hosteleros están los propietarios de míticos establecimientos situados en los alrededores de la plaza de La Maestranza, en el barrio sevillano del Arenal, que son parada obligada para muchos aficionados en la previa de cada tarde de toros en la Feria de Abril. Sin festejos en Sevilla desde octubre de 2019 y en una situación límite, los hosteleros del Arenal lanzan su SOS particular y piden la vuelta de las corridas y que la Junta autorice un 50% del que ya ha anunciado que no está por la labor. 

Y es que las imposiciones del Gobierno central a las Comunidades Autónomas sobre el cumplimiento en espectáculos del metro y medio de distancia entre espectadores -algo que no se cumple en otros eventos culturales como el cine o el teatro- son un ataque directo contra el sector taurino. Hablamos con varios de los hosteleros afectados. 

“Con lo que yo hacía en la semana de Feria tenía para vivir los próximos tres meses y pagar a todos mis trabajadores”

Para muchos aficionados, las tardes de toros de abril comienzan con la previa del festejo. Los establecimientos aledaños a la plaza se convierten en centros de debate entre los partidarios de unos u otros toreros, de apuestas sobre qué toro embestirá esa tarde o de análisis de las corridas de feria. El buen tiempo suele acompañar y los locales presentan un aspecto envidiable. 

Mariano Romero, en el Donald desde 1974 y que ha permanecido durante 46 Ferias de Abril al pie del cañón en su negocio, lamenta que “este Domingo de Resurrección me he hartado de llorar al ver la caja que se ha hecho. Lo que no es normal, con todo el respeto a la organización, que no tiene culpa sino los que nos gobiernan, es que el Teatro de la Maestranza tuviese a personas apiñadas en el pregón de Semana Santa y luego no se nos permita estar con un aforo a la mitad en la plaza de toros, que además está al aire libre”, clama Romero.

“El cliente de Semana Santa, el de la bulla, no tiene nada que ver con el cliente de la Feria de Abril. Con lo que yo hacía esa semana de toros tenía para vivir los próximos tres meses y para pagar a todos mis trabajadores. Ahora, no he podido rescatar del ERTE a cinco de ellos y si no hay toros no lo podré hacer", pone sobre la mesa el hostelero hispalense. "Esperemos que, por el bien de todos, se pueda dar la Feria de Abril. Porque no es solamente el mundo del toro el que sale beneficiado, sino todos los sectores de alrededor, como los de la hostelería y los hoteles, tan necesarios para una ciudad como Sevilla", manifiesta Romero. 

"La Feria de Abril supone para nosotros el 60% de la ventas del año"

El Restaurante Bajo Guía es otro de los locales más señeros de la zona del Arenal. Lo regenta Francisco Sáenz, otro de los hosteleros afectados por esta pandemia y, de no darse la Feria de Abril, sus trabajadores y él sufrirían un enorme palo económico: “Para nosotros, la Feria es un balón de oxígeno grandísimo. Es el 60% de la venta del año", expone el hostelero. "Debería haber toros durante todo el año todos los fines de semana. Para nosotros, es algo fundamental, ya que estamos en la calle Adriano", señala Sáenz. 

"Están los centros comerciales llenos de gente y no permiten que se celebre un espectáculo con todas las medidas de seguridad y que, además, va a ofrecer una garantía con los test de antígenos. No sé en qué piensan los políticos algunas veces...", sigue denunciando este hostelero. 

"No sólo se tendría que dar la Feria de Abril, sino más novilladas y festivales en La Maestranza"

Por último, hablamos con un mítico de la hostelería sevillana: José Luis del Serranito: "No sólo se tendría que dar la Feria de Abril para sacarnos de esta aciaga situación, sino que la empresa tendría que dar sin caballos para que los banderilleros pudiesen cobrar el sueldo y el gremio taurino pudiese subsistir y nosotros vender más. Se tendrían que dar más festivales también incluso en la Maestranza. Hay que mover el sector", concluye. 

Comentarios