MADRID

Las Ventas ya honra la memoria de Víctor Barrio para siempre

Víctor Barrio, matador de toros fallecido en julio de 2016 en la plaza de toros de Teruel, tiene desde hoy su placa en Las Ventas.
jueves, 8 de abril de 2021 · 11:54

Víctor Barrio, matador de toros fallecido en julio de 2016 en la plaza de toros de Teruel, tiene desde hoy su placa en Las Ventas.  En mayo de 2019, la Comunidad de Madrid y la Fundación del Toro de Lidia suscribieron un acuerdo para la donación de una obra del artista Luis Gordillo en homenaje a Barrio, obra que se ha instalado esta mañana en la plaza de toros madrileña.

 Por iniciativa de Juan José Padilla, José Tomás, Morante de la Puebla, Julián López “El Juli”, José María Manzanares y Alejandro Talavante, el pasado 4 de septiembre de 2016 se homenajeó al torero Víctor Barrio con una corrida de toros en Valladolid, a beneficio de la Fundación del Toro de Lidia (FTL). Según se hizo público en su momento, el mandato de los toreros participantes en la corrida de toros fue que uno de los destinos del dinero recaudado en aquel festejo estuviera dedicado a la realización de una intervención artística en homenaje al torero fallecido.

Gracias a la mediación de la Fundación José Tomás, se alcanzó un acuerdo con el artista Luis Gordillo, creador sevillano referente en nuestra historia plástica contemporánea y de referencia internacional, para que fuese el autor de la obra homenaje a Víctor Barrio. La obra, finalizada desde finales de 2020, no ha podido ser expuesta en la plaza de toros de Las Ventas hasta hoy debido a la situación sanitaria que atravesamos, pero se prevé que sea esta primavera cuando se pueda hacer el acto de inauguración de la intervención artística.

Ayuso: "Desde hoy todos recordarán para siempre a este héroe que murió con 29 años"

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha señalado que "es un honor que nos invite la familia a participar de este día. Estamos en el templo mundial de la tauromaquia para homenajear a un héroe que murió con 29 años". La obra de Luis Gordillo "perdurará aquí, en su casa, con el fin de que las personas, los que le conocían y los que no, recuerden este arte que evoca los valores mas profundos del ser humano, entre los que sobresale la libertad".

Ha agradecido la presencia de José Tomás, "que sé que no se deja ver demasiado". Y también la de José María Manzanares. "La pandemia ha amenazado la supervivencia de muchas explotaciones ganaderas". Ayer mismo suscribieron un convenio con la Fundación del Toro de Lidia para la organización de 18 festejos en la Comunidad de Madrid. "Lo que hay que abandonar es el sectarismo y no dejar fuera de los debates al mundo de los toros. Y ojalá que todas las personas célebres que tengan al toro como afición se manifiesten sin miedo", declaraba.

"Y cualquiera que la ataque irá contra la defensa de la pluralidad que siempre tendrá esta comunidad y, por tanto, irá contra Madrid. Todas las personas que son victimas de la violencia nos tendrán siempre de su parte. Pero, además, San Isidro nos deja cada año 70 millones de euros en la Comunidad, que es, además, la quinta que más ganaderías de bravo alberga. El toreo es Bien de Interés Cultural en Madrid, es Patrimonio Histórico y lo vamos a defender contra cualquiera que lo ataque", defendía. 

Luis Gordillo: "José Tomás ha sido clave en este proceso por su trato cariñoso y su presencia constante"

Luis Gordillo, autor de la obra, ha señalado lo siguiente: "Sé que ha sido largo el proceso y que ha tardado más de la cuenta, pero es que la producción de la obra ha sido una aventura". El azulejo se hizo a partir de una tela que ahora está en la Fundación José Tomás, en los talleres de José Pacheco, en Portugal. "Mi idea sobre los toros es muy escasa, apenas un cartel para La Maestranza que hice una vez. Y me extrañó que me encargasen a mí esta obra, pero a medida que he ido conociendo la actividad dramática del toreo y la figura, por ejemplo, de José Tomás, que ha sido clave en este proceso por su trato cariñoso y su presencia constante, que me ha hecho aprender mucho de este mundo. Gracias a todos por hacerme historia reciente", señalaba. 

Raquel Sanz: "Hoy el nombre de Víctor queda ya indefectiblemente unido a la historia de esta plaza"

Raquel Sanz, viuda de Víctor ha señalado lo siguiente: "En un día como hoy, pero nueve años atrás, tomaba la alternativa en este mismo ruedo un espigado segoviano que venía como líder del escalafón de novilleros. Se llamaba Víctor Barrio y tenía una historia muy íntima con esta plaza, donde tuvieron lugar sus momentos más emotivos". Hoy su nombre queda ya indefectiblemente unido a la historia de esta plaza. "Un amigo me dijo que no se muere para siempre, pero hoy, con esta obra, cualquiera que conociese o no a Víctor le recordará. A un hombre que murió mientras creaba arte, siendo fiel a sus principios y a sus creencias, dando la vida por unos valores que la sociedad de hoy ya no recuerda", señala.

Almeida: "Víctor hizo más grande aún el arte del toreo"

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha señalado que "esta obra nos interpela a los que tenemos responsabilidades administrativas a preservar, proteger y fomentar una de las grandes artes que se hizo más grande cuando se nos heló el corazón aquel 9 de mayo con la muerte de Víctor. Se nos heló a los que lo tenemos, claro, a los que no lo tienen les salió su fondo más cruel. Por eso es tan importante que reaccionasen así sus compañeros y se uniesen en una entidad como la Fundación del Toro de Lidia, que explique la verdadera importancia de este arte", ha puesto en valor. 

Comentarios