SANDUNGA TAURINA

El niño de los Montes

Una novela de misterio y mucho encanto, de Manuel de Ramón
martes, 25 de abril de 2017 · 10:42

JUAN MIGUEL NÚÑEZ

Libro a la vista. De un periodista que que es también torero. Bueno, que hizo y ejerció la carrera de periodista, y yo advertiría: con tanta honestidad como brillantez; y que vistió también el traje de luces, aunque su paso por los ruedos dejó tenue poso, ya que fue más bien un intento de honrar el distintivo heredado del padre, gran profesional que tuvo también sucesor en el hermano, que a la postre también se dedica a la profesión periodística, por cierto, con éxito.

Hoy, el autor del libro vive felizmente retirado de ambas actividades, que las refiero pues no es fácil encontrar personajes que cumplan esa dualidad, periodista-torero, o torero-periodista.

Me estoy refiriendo a Manuel de Ramón, hermano de José Luis de Ramón (a éste se le localiza e identifica en nuestro mundillo más fácilmente porque su vinculación con el periodismo taurino está muy vigente, como actual director de la revista especializada "6 Toros 6").

De Manuel de Ramón, que fue compañero en Radio Nacional de España, traigo para recomendar su lectura una novela de guerra y de toros.

Un libro que se editó hace ya muchos años -la primera edición data de 2008-, que sigue teniendo gancho por la frescura y el dinamismo del lenguaje que utiliza el autor, y también, más que nada, porque el alegato, la trama de la novela, es más que apasionante.

Manuel de Ramón escenifica un toreo ya pasado, sin embargo, sugerente y sugestivo; y pone en boca de unos maletillas la peripecia de la lucha en las capeas. Aquellas durísimas escuelas de toreros a mediados del pasado siglo.

Tres aspirantes a torero que viajaban de Portugal a España cuando estalló la guerra civil. Y uno de ellos, el llamado "Niño de los Montes" -que es quien da título a la novela-, al verse reclutado por el bando nacional sin ninguna explicación, se la juega en una noche de muy mala suerte para él para irse a las filas de los republicanos, pues cree que son los suyos los de la bandera tricolor.

Desorientado por mil penalidades como consecuencia de una dura climatología adversa, de frío, niebla y oscuridad, escenario ideal para proyectar el miedo, vuelve a caer en una trinchera equivocada.

Todas las desventuras del "Niño de los Montes", las cuenta su amigo y compañero de armas "Miguelillo", el sargento-torero.

Hay un enredo tremendo, que engancha a la lectura, a lo largo del argumento. Y finalmente, ejecutado el personaje central.

Hubo pelotón de fusilamiento, pero con una duda ¿realmente fue el Niño de los Montes el que pasaron por las armas?.

Hay que leer la novela. "El Niño de los Montes", de Manuel de Ramón.

Aunque no será fácil encontrarla, ya descatalogada en la colección de "Ficción" de la Editorial Espejo de Tinta.

Es necesario buscarla en los rastrillos y segundasmanos, o prestada de algún amigo.

El libro, de mucho misterio; su lectura tiene tanto o más encanto.

Comentarios