CONTRAQUERENCIA

Entre grito y grito

Juro que ya no me sorprendería si entre aquellas voces que lo protestan todo, los que responden a los que protestan, los que dan consejos gratis al torero...
martes, 29 de mayo de 2018 · 22:14

DAVID JARAMILLO

Juro que ya no me sorprendería si entre aquellas voces que lo protestan todo, los que responden a los que protestan, los que dan consejos gratis al torero (porque seguramente ellos lo harían mejor), los vivas al Rey, a España, a la Tauromaquia, a la Guardia Civil, los que quieren sacar del palco a la presidencia y hasta de los que venden las almendras, ya no me sorprendería escuchar en Las Ventas, en medio de lidia, alguien que se anime a hacer publicidad de lo que sea.

Es que se oye de todo y, lo peor de todo, en cualquier momento. Da igual si el torero está terminando una serie, en medio de ella o perfilándose para entrar a matar. No hay filtro. Ni respeto. Y, todo parece indicar, que es una corriente que se expande sin que podamos hacer nada, no tanto por evitarlo, como por corregirlo y que, si hay que dar una voz, que se haga en el momento adecuado. Cuando no se ponga en peligro ni se interrumpa la concentración del que se juega el pellejo en la arena.


Quizás por esa tendencia a buscar el protagonismo desde el tendido que genera tantas distracciones, es que tardes como la de hoy pasan desapercibidas y resultan infravaloradas por gran parte del público, que no termina de apreciar el esfuerzo de los toreros por tapar los defectos de unos toros que, al no terminar nunca de romper ni de ser rematadamente mansos, ni con peligro, no fueron lo suficientemente vistosos para que el público decidiera fijarse en ellos y en lo que los toreros hicieron con ellos. Sin embargo, y lamentablemente, esto en Madrid ya se hace cotidiano. Por eso no sería mala idea que la empresa, para hacer caja, consiga un voceador que de vez en cuando suelte alguna voz publicitaria. Podría ser el futuro #IroníaOn

5
2

Comentarios