EL TORO DE LA MERIENDA

Una reflexión sobre Bilbao

Cuatro tardes de figuras. Sin duda, cuatro carteles que no se llenarán –ojalá y me callen-
Por 
martes, 09 de junio de 2015 · 13:44

Hoy se presentó la Semana Grande bilbaína y, a priori, en los cuatro carteles de relumbrón con figuras se cuelan los nombres de Urdiales, Fandiño y Finito. Estarán también Morenito, Garrido, Del Álamo y Adame con las de El Puerto y Jandilla. Y faltará Ventura, una vez más, en el Norte. A pesar de todo. Porque este año también existen las mixtas, como el pasado agosto fue testigo en Vista Alegre. Pero claro, eso no encaja…

Y, sobre todo, lo que más dolerá al sistema: López Simón fue la cumbre de un mes de mayo en Madrid en el que nombres como los de Jiménez Fortes –no por Madrid sino por sus méritos en la propia arena tiznada bilbaína- , Eugenio de Mora, Rafaelillo, Gonzalo Caballero –sí, lo cuento en la fila de matadores- o Fernando Robleño se han obviado.

Y cuatro tardes de figuras. Sin duda, cuatro carteles que no se llenarán –ojalá me callen- . Y este, entre otros, es el grave problema de presentar una Feria con una estructura no amoldada al 2015 en cuanto a política social de precios se refiere para una Monumental urbana. Porque los precios importan, los precios son los que vacían plazas y los precios desorbitados han sido los que han hecho que Vista Alegre pierda parte de su afición. No se nos olvide que cualquiera no se podrá pagar un abono el próximo mes de agosto en Vista Alegre.

Otra cuestión sería la de difusión joven, popular y social de la que hasta ahora había sido tercera Feria más importante… o quizá, esa sería la cuestión por la que empezar a darle forma a este artículo. Y, a todo esto, con la cacareada prohibición de Podemos con representación en el Ayuntamiento. No nos preguntemos luego qué pasa aquí...

 

Comentarios