LUNES DE RESACA

Campo Pequenho nos da un ejemplo

Campo Pequenho nos da ejemplo de lógica, de diversidad de encastes y de mucha imaginación
lunes, 29 de febrero de 2016 · 14:15

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO

Campo Pequenho nos dio un ejemplo el pasado sábado de cómo potenciar al público joven en el toreo. Los más de dos tercios de entrada que acogió el festival benéfico plagaron los centenarios tendidos del coso lisboeta de un público realmente jovial que quiere y ama la tauromaquia. La presentación y variedad de los novillos, dignísima, fue punto de partida de una temporada en la que se esperan doce entradones en los doce festejos mayores que la empresa ha preparado. Además, la emoción de los forçados puso el punto sobre la i en un festejo que mantuvo la expectación. A pesar de ser un festival.

Ser fieles a una idiosincrasia cultural es algo a valorar, y Lisboa lo es con su forma de interpretar el toreo, litúrgica en cuanto a la tradición nacional se refiere pero abierta a la tauromaquia española. Y eso es grande. Campo Pequenho nos da un ejemplo en medio de una Fiesta que tiene que tirar de subvenciones para mantener una Feria de San Pedro Regalado que ahora debe suprimirse precisamente porque es inviable mantenerla con figuras y sin dinero público.

Campo Pequenho nos da, también, ejemplo de lógica, de diversidad de encastes y de mucha imaginación. Los hierros de David Ribeiro Telles, Mário y Herederos de Manuel Vinhas, Fernandes Castro, Murteira Grave, Luís Rocha, Santa Maria, Herdeiros de Varela Crujo y Canas Vigouroux compondrán un abono de 12 festejos (12 corridas y una novillada), aparte del festival benéfico del pasado sábado. Así se hacen las cosas.

Y Morante con seis toros…

 

 


 

4
1

Comentarios