LUNES DE RESACA

Esperanza presidencial

A un día de la finalización de San Isidro, es de oda la actitud del nuevo presidente, Jesús María Gómez Martín
Por 
lunes, 6 de junio de 2016 · 17:13

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO

Está acostumbrado el sistema taurómaco a ser desagradecido con el que no molesta y, por momentos, tampoco congratular al que le facilita su existencia. Un poco parecido al trato que la vida de calle lleva a cabo, pero más agudo si cabe por lo reducido de los estamentos taurinos. Pero, a un día de la finalización de San Isidro, es de oda la actitud del nuevo presidente, Jesús María Gómez Martín.

Normalmente la actitud presidencial en Madrid ha sido motivo de crítica o alabanza, sorna o incluso desacato en unas últimas temporadas en las que el protagonismo del palco ha sido la nota que desagradablemente ha salido en los titulares. Algo que, como ahora, también debería salir cuando pasa inadvertida o acierta en decisiones valientes, caso de Gómez. Es, pues, de bien nacido ser agradecido y lo que un nuevo presidente ha sembrado este San Isidro es de loa por parte de profesionales y aficionados.

Con cara y espíritu joven, supo y quiso lo que en cada momento exigía la plaza de Madrid reglamento en mano además de pasar a la historia por tener la gallardía de romper los esquemas de la última década y sacar el pañuelo rojo. Fue éste signo y seña de que, más allá del manso que despreciaba el peto, lo que allí estaba ocurriendo no era lógica ganadera. Y solventó la situación y las pelotas de unos toreros que anduvieron más que dignos con los cárdenos.

Jesús María Gómez Martín se sentó por primera vez en el palco en el mes de abril después de haber estado hace no muchos años durante algunas temporadas como delegado en el callejón. Si el toreo del siglo XXI necesita de jóvenes que saquen los dientes por y para su profesión, también los necesita en los palcos. El venido a menos conjunto presidencial de Las Ventas tiene la esperanza del cambio generacional en su frente, y debe ser también éste motivo de lucha para que el toreo no decrezca en este campo. Enhorabuena, presidente. Un placer tenerlo pañuelo en mano.

 

 

FOTO: LUIS SÁNCHEZ OLMEDO

12

Comentarios