CULTORO TV

El año 2018 de... Pablo Hermoso de Mendoza

Tres décadas como rejoneador y tres décadas en la cumbre reafirman el magisterio de un navarro que ha conquistado el mundo entero a caballo... y lo siigue haciendo. Recordamos cómo fue su pasado 2018.
miércoles, 30 de enero de 2019 · 00:00

El 12 de enero comenzó su temporada americana Pablo Hermoso de Mendoza, haciendo el paseíllo en la localidad jalisciense de Arandas para hacerle frente a un encierro de Campo Hermoso. Ovacionado fue en Moroleón el 15 de enero y tres orejas se llevó al esportón en Juchipila, Zacatecas, en la tarde del 18 de ese mes. Villa Hidalgo sería su siguiente parada, también saliendo a hombros con un encierro de San Isidro.

Salvatierra sería otra salida a hombros de Hermoso, al igual que León, en una Feria en la que hizo el paseíllo el 2 de febrero para rejonear una corrida de Bernaldo de Quirós. En Ameca, Jalisco, fue ovacionado, y cuatro y un rabo paseó en Etzaltán. Dos se llevó el día 10 de febrero en Mazatlán de una corrida de San Pablo y en el célebre carnaval de Jalos también salió a hombros el día 13 de febrero.

Zacatecas, otra plaza con solera, esperaría al caballero el día 18 de febrero, toreando un encierro de San Isidro para pasear una oreja. La conocida como Petatera, en Villa de Álvarez, vería también el toreo de Pablo Hermoso de Mendoza la tarde del 20 de febrero. Cuatro días más tarde toreó en Val Quirico un encierro de Rancho Seco del que se llevó cuatro y un rabo.

Cadereyta Jiménez, en Nuevo León, también vería el toreo de Hermoso, paseando tres orejas el 4 de marzo y en Atizapán cuatro y un rabo se llevó al esportón el día 10. Guadalajara, en Jalisco, fue el escenario elegido para torear el día 11, cortando un rabo del último ejemplar de la corrida, con el hierro de Fernando de la Mora. Panabá, en Yucatán, le esperaría al día siguiente con una corrida de Puerta Grande como materia prima ganadera.

Campeche lo vio entre ovaciones, una oreja se llevó el 18 de marzo en Mérida, dos el día 24 en San Luis Potosí de una corrida de Los Encinos y un apéndice el Papantla, Veracruz. Comenzó el mes de abril en Texcoco, Estado de México, en una feria en la que fue ovacionado; dos orejas se llevó cinco días después en Chihuahua, y el día 7 de abril cortó un rabo en Ciudad Juárez de un toro de San Pablo con bravura.

La Plaza Caliente de Tijuana también vería el toreo de Pablo Hermoso de Mendoza, cortando dos orejas de su segundo toro de San Isidro, y en Tlaquepaque también logró la salida en hombros el 12 de abril. Ovacionado resultó en Querétaro el día 13 de abril y silenciado en Morelia, Michoacán. Monterrey, en Nuevo León, fue la siguiente parada en la que se fue entre aplausos, mientras que en Tlaxcala cortó una oreja.

Resultado de imagen de hermoso mendoza aguascalientes joselito adame

El gran cierre de la temporada de Hermoso de Mendoza llegó en la feria de San Marcos de Aguascalientes, cuando ante un entradón en el emblemático coso aquicalidense, Hermoso cortó dos orejas del último toro de La Estancia. Todo un ejemplo de buen toreo y de entrega mostrada a la afición azteca.

CRÓNICA DE JEREZ

Espléndida tarde de rejones con tres estilos diferentes pero con el común denominador de la pureza fue la que se vivió en Jerez de la Frontera con los Hermosos y Fermín en su reaparición como protagonistas. Toreo a caballo de alta doma, clasicismo y raza ante una gran corrida de Bohórquez. Pleno de Pablo Hermoso de Mendoza, con cuatro orejas, que volvió a afianzar su nombre en este ruedo. Dos orejas al quinto que pudieron ser más de no fallar con los aceros con la gran sorpresa de su hijo Gulliermo, que demostró tener oficio de sobra y una madurez inusual para tan corto recorrido.

El gran triunfador de la tarde fue Pablo. El navarro dio un verdadero golpe de efecto, al desorejar a su lote por partida doble. Una tarde dadivosa donde cautivó a Jerez con su profesionalidad y renovada cuadra. Sacó de inicio a ‘Alquimista’ un precioso caballo que recordó en su expresión a ‘Chenel’. Con él, dejó un rejón, ante un toro al que faltó celo y raza, ahormando un tercio de salida de justa transmisión. Para banderillas montó a ‘Extraño’ otro jaco que toreó rememorando a ‘Cagancho’ por su elasticidad y concepto al meterse por dentro y templar a dos pistas. Excelente tercio donde arriesgó el navarro toreando con exposición. Prosiguió con ‘Gaiato’ y ‘Hiato’ elevando a un más su sobresaliente labor.

Dejó lances imaginarios y buscó la reunión siempre de frente con batidas al pitón contrario. Un primor de jinete y de cuadra. Rejonazo y dos orejas frente al segundo al que faltó más continuidad en su embestida. El de Estella puso todo lo que le faltó a su oponente. El quinto, salió con mucho poder estrellándose contra los burladeros. Tras dejar un rejón inicial toreó con ‘Berlín’ haciendo la Hermosina -cambiando constantemente de estribo a dos pistas- precioso tercio de banderillas que levantó al respetable de sus asientos. ‘Dali’ arrancó con poder ofreciendo la grupa en la misma boca de riego. Una suerte de gran potencia -canon de doma vaquera-  belleza campera que abrochó un tremendo tercio. El navarro firmó un rejonazo fulminante con ‘Bacano’ en los mismos medios dándole todas las ventajas a su astado. Antes construyó un carrusel de cortas con ritmo y clavando siempre al estribo frente un toro muy enrazado.

En Campo Pequeño de Lisboa dio una vuelta en cada uno de sus ejemplares Hermoso de Mendoza. Bonita noche, de recuerdos, de importancia de lo que se hizo en el ruedo y también de eco en un tendido que llenó el emblemático coso luso. Principal templo del toreo a caballo del mundo y gran imagen de Pablo.

Nimes sería la siguiente parada, pero no hubo en aquella mañana de Pentecostés suerte con el lote de Carmen Lorenzo que le tocó en suerte. El mismo hierro lidió Hermoso en la feria de San Isidro madrileña, en medio de una tarde a la contra por las circunstancias climatológicas y en la que paseó una oreja al pundonor, a la garra, al clasicismo más puro de su toreo.

Reguengos de Monsaraz, en Portugal, también vería el toreo de Pablo Hermoso de Mendoza, que se enfrentó a un encierro de Cortés de Moura con el que dio vuelta y vuelta. Ya el día 16 de junio hizo el paseíllo en la tradicional corrida de Asprona de Albacete, sin suerte con sus toros de Fermín Bohórquez.

Alicante vería también el toreo de Pablo Hermoso de Mendoza en su feria de Hogueras, en una tarde en la que se llevó al esportón un apéndice de un toro con el hierro de Fermín Bohórquez. Eso fue el 17 de junio, y ya el día 24 toreó en la plaza de toros de Badajoz, inmersa en su Feria de San Juan. Allí, con un toro de Luis Terrón, paseó dos orejas al lado de toda una eminencia del rejoneo en la historia como es el maestro Joao Moura padre.

CRÓNICA DE PAMPLONA

Y llegó Pamplona, la tierra soñada en la que es epicentro del arranque de la Feria del Toro, la plaza de su deseos de niño, de sus realidades de joven y de su consolidación con el cetro del toreo a caballo ya de veterano. Hermoso no se concebiría sin Pamplona; la capital navarra, no se concebiría sin Pablo. En 2018 volvió a dar la cara.

Con Alquimista fue el recibo de Hermoso al primero de la tarde, un animal de Capea al que le faltaba la fuerza y manseaba de inicio, haciendo ademán de tomar las tablas sin llegar a conseguirlo. Conectando con el tendido fue el inicio de faena del navarro, que dejó un solo rejón de castigo. Varias banderillas haciendo gala de su clasicismo ante un toro siempre a menos Que no mantuvo la emoción. Tras batidas finales, dejó un buen rejonazo que tiró sin puntilla al animal. Oreja.

Con el puritano Barrabás recibió Pablo Hermoso de Mendoza al cuarto de la corrida, un animal al que dejó un rejón de castigo que le costó todo un mundo por la condición sosa y distraída del astado murubeño. Poco a poco fue calentando el tranco de un animal al que a base de sobarle consiguió hacerse con él. Astado para echarle un pulso y así lo hizo el estellés, consiguiendo compases de mucha emoción especialmente en terrenos de tablas, tornando en virtudes los defectos del astado charro. A dos manos fue el par de cortas con el que finiquitó su labor, matando de rejonazo entero y paseando doble premio.

Saintes Maries de Mer fue la siguiente cita de Pablo Hermoso de Mendoza, tarde en la que hizo el paseíllo frente a un encierro de Fermín Bohórquez del que se llevó tres orejas. Estella, su casa, fue la siguiente parada de Hermoso la tarde del 6 de agosto, en la que se llevó cuatro orejas y un rabo en la plaza que comenzó a relanzarlo frente a una corrida de Rosa Rodrigues.

Illumbe sería su siguiente parada… ¡y qué parada! Porque con su hijo acompañándolo en el cartel, logró desorejar al segundo toro de su lote, con el hierro de El Capea, en una sensacional actuación en la cubierta vasca. Fue una faena en la que el clasicismo magistral de Pablo fue siempre la nota predominante para terminar por puntuar con triunfo de nuevo en una plaza de primera categoría esta campaña.

También Béziers, una plaza de plena entidad en Francia, fue motivo de triunfo para Hermoso de Mendoza, que se alzó con las dos orejas del segundo de su lote, de Fermín Bohórquez. Eso fue el 14 de agosto, y ya el día 18 llegaría el bastión de Bilbao al verano del rejoneador. No hubo suerte en esta ocasión con su lote de Herederos de Sánchez y Sánchez, no se reunieron las circunstancias en el Botxo para el triunfo.

En Málaga, una oreja fue el resultado de un nuevo paseíllo en un coso de primera categoría como el andaluz. Le hizo frente a una corrida de Fermín Bojórquez y fue ovacionado en su primero en el bello coso de La Malagueta.

Ya el día 25 de agosto llegó el turno de Almería y su Feria de la Virgen del Mar, tarde en la que se llevó hasta tres apéndices en un nuevo bastión del toreo andaluz. Gran imagen del torero de y de la cuadra en un paseíllo que precedería al de Palencia el 2 de septiembre. Una nueva Puerta Grande consiguió Hermoso tras pasaportar el encierro de Carmen Lorenzo, desorejando a su primero.

De nuevo la segunda actuación de su temporada llegó a la plaza de toros de Campo Pequeño de Lisboa la tarde del 6 de septiembre, en la que dio una vuelta con cada uno de sus ejemplares que le tocó lidiar, en este caso del hierro de Antonio Coelho.

Sin solución de continuidad, al día siguiente estaba todo preparado para torear en la feria de la localidad cordobesa de Cabra, tarde en la que se llevó una oreja frente a su primero de Luis Albarrán; el día 8 de septiembre, Hermoso de Mendoza tomaba parte en el festejo mixto que tenía lugar en la localidad sevillana de Utrera, al lado de Ginés Marín y Pablo Aguado en un cartel que despertó la expectación de la afición hispalense. Dos orejas de su primero aseguraron la puerta grande del estellés.

El día 9 fue la feria de Valladolid la que vio el toreo de Hermoso de Mendoza, sin demasiada suerte con sus toros de Rosa Rodrigues. Sí la tuvo en la localidad navarra de Sangüesa la tarde del 16 de septiembre, cortando tres orejas entre los suyos.

Por desgracia, ese mismo triunfo faltó en una tarde en la que no tuvo suerte esta temporada en el cierre de temporada en la plaza de toros de la Glorieta salmantina, donde fue silenciado frente a su lote de Sánchez y Sánchez. El rabo de Zafra, en un festejo de seis rejoneadores y con un tinte especial, puso fin a la temporada 2018 de Pablo Hermoso de Mendoza, no sin antes recordar una de las tardes más emotivas de su campaña: la de Logroño.

Resultado de imagen de pablo hermoso mendoza logroño

CRÓNICA DE LOGROÑO

Una tarde más, y sin apenas competencia, Hermoso de Mendoza volvió a imponer su reconocida y sobrada maestría en una plaza relevante en su vida como es la de Logroño, cerca de su tierra, cerca de los suyos, de donde salió lanzado al estrellato hace ya más de cinco lustros.

Los mismos argumentos que entonces, solo que más desarrollados y depurados, son los que le sirvieron en septiembre para volver a triunfar con holgura. Le realizó el rejoneador navarro una suave y templada faena al noble y manejable primero. Con una cuadra de un gran nivel le regaló a La Ribera una faena de menos a más. Faena que caló en el respetable y tras un rejón de muerte paseó el doble trofeo de un animal aplaudido en el arrastre.

Oreja del cuarto fue el balance en su segundo toro y con un total de tres apéndices se despedía por este año de La Ribera Hermoso. Una faena que quizás no tuvo la rotundidad de la primera, pero que sí dejó estimables pasajes que conectaron con un público muy receptivo a su rejoneo. Volvió a triunfar Pablo en una faena de buena monta y elegancia.

 

6
1

Comentarios