CASTELLÓN

Tarde de interesantes detalles para el día de La Magdalena

Andy, Moura y Leonardo pasean una oreja, Galán se la deja con el descabello y Lea Vicens se queda sin toro con desigual corrida de Castillejo de Huebra
lunes, 29 de febrero de 2016 · 17:44

A las cinco en punto de la tarde trenzaban el paseíllo los rejoneadores Andy Cartagena, Sergio Galán, Joao Moura hijo, Leonardo Hernández, Manuel Manzanares y Léa Vicens en la segunda de la Feria de la Magdalena de Castellón. Tras la gran entrada de ayer en la novillada, unos tendidos poblados también recibían hoy a los seis caballeros para hacerles frente a un encierro de Castillejo de Huebra. 

Con dos rejones de castigo recibió Andy Cartagena al abreplaza, el primero enhebrado y el segundo en lo alto. El toro en el capote del subalterno metió la cara con codicia y embistiendo por debajo, lo que aprovechó el levantino para clavar ceñido y al estribo en banderillas. Un pelín pasada la segunda por las apreturas del toro hacia tablas. Caracoleó en los medios y por derecho para llegar muy cerca y dejar el tercer palo. Con Pericalvo y una espectacular levada puso al público a su favor colocando un par al violín. Tres cortas pusieron el broche final a una faena del gusto del tendido. Dejó un rejón contrario casi en el sitio del que el animal rodó sin puntilla para cortar una oreja.

Sergio Galán comenzó con Amuleto una faena de calidad emborronada por la tizona que cayó en lo alto pero ligeramente trasera. Con Ojeda cuajó dos pares de banderillas de altura con un toro colaborador en todos los tercios. Continuó con Apolo, llegando a la cara del toro con un fantástico passage. Un caballo que atesora una doma de alta escuela impecable, dos cortas certificaron la clase de Sergio. Con Titan cobró un rejón trastero que emborronó con el descabello para escuchar silencio.

Dos rejones con oficio y en lo alto colocó Joao Moura para dejar al toro listo para el tercio de banderillas. De poder a poder en el tercio de banderillas y a toro pasado clavó el primer palo. Caracoles en los medios conectando con el tendido, pero la segunda banderilla cayó muy baja. Se lució, eso sí, en banderillas cortas y cobró un rejón contrario y ligeramente bajo que acabó con el tercero. Fuerte petición que la presidencia escuchó para conceder la oreja.

Leonardo Hernández anduvo muy solvente ante un toro muy reservón y parado que solo miraba a tablas y al tendido. Sin duda el manso de la tarde. Difícil papeleta para Leonardo, que clavó suavidad el segundo palo. El toro se arrancaba mejor en corto que de lejos, y con Xarope y sus corbetas conectó con el tendido. Con las cortas al violín llegó a su máxima expresión. En la suerte suprema cobró un rejón trasero y atravesado, el toro se acochinó en tablas y el torero se desplantó en la cara. Pero tardó en caer y el público se impacientó, por lo que tomó Leonardo el descabello sin llegar a usarlo. Oreja.

A Manuel Manzanares se le atascó la dificultad del quinto para mantener el temple en las cabalgaduras. Porfión y con voluntad, vio cómo llegaba demasiado el bovino a las grupas para no terminar de acoplarse a la embestida. Pinchó con el rejón de muerte y escuchó ovación.

La amazona francesa Lea Vicens se encontró con el toro más aplomado de la corrida de Castillejo, y hubo de emplearse a fondo para provocar las arrancadas. Aún así, no sirvió el animal, dejando inédita a la rejoneadora, que lo tuvo que descabellar, recibiendo la comprensión del tendido en forma de ovación.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Castellón. Segunda de la Feria de la Magdalena. Corrida de rejones. Casi tres cuartos de entrada.

Seis toros de Castillejo de Huebra, bien presentados.  

Andy Cartagena, oreja.

Sergio Galán, silencio.

Joao Moura hijo, oreja.

Leonardo Hernández, oreja.

Manuel Manzanares, ovación.

Léa Vicens, ovación tras dos avisos.

FOTOGALERÍA; JAVIER ARROYO

Comentarios