ENTREVISTA

Vicente Soler: “La alternativa me la marco como la única carta que tengo sobre la mesa”

El próximo jueves tomará la alternativa de manos de Juan José Padilla y en presencia de Francisco Rivera “Paquirri” en la Feria de La Magdalena de su tierra
Por 
martes, 01 de marzo de 2016 · 00:00

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO

Su momento ha llegado: el próximo jueves, Vicente Soler tomará la alternativa de manos de Juan José Padilla y en presencia de Francisco Rivera "Paquirri” en la Feria de La Magdalena de su tierra, Castellón. Será el día soñado que siempre había estado esperando tras una dilatada carrera novilleril en la que Madrid y sobretodo Francia han sido los dos bastiones que la han sostenido. También su tierra ha sido testigo de la evolución de un torero que ya se puede considerar de dinastía levantina que ahora se prepara para el día más importante de su vida. Antes, se cita con CULTORO para narrar sus sensaciones:

"La verdad que estoy muy contento. Estoy disfrutando mucho en el campo y mentalizándome. Están siendo unos meses intensos de preparación. La verdad que estoy aprovechando estos días tan bonitos rodeados de mi gente, de mi cuadrilla y preparando una cita que va a ser histórica”, señala todavía desde el campo, su refugio antes de la batalla.

Francia está entre esas tardes importantes de novillero, también Madrid. Lo reconoce: "De mi carrera como novillero queda mi paso por Francia, donde tengo un cartel muy importante con las novilladas duras que va a seguir habiéndolo. Después también destaco dos tardes de las tres que he ido a Madrid. Del mismo modo la tarde de la pasada Feria de Castellón quedó marcada, donde corté dos orejas. Francia también ha sido mi segunda casa, es donde se me ha valorado los esfuerzos y es donde más querido me siento”, añade.

Cuando a cualquier aficionado le preguntas por la alternativa de Vicente Soler en su tierra, Castellón, éste contesta con una frase: "Era el momento justo”. También lo corrobora el protagonista, pues "con mi gente lo tenía hablado. Llega en el momento justo e ideal. Llego muy hecho preparado y listo para dar el callo, para anunciarme al nivel tan alto que están los toreros jóvenes y las figuras. Hay que abrirse sitio y creo que voy a dar de qué hablar”.

Sobre cómo se le planteó este día y la historia de la contratación, Soler comenta que "el año pasado ya se me planteó, pero pensamos que era un poco pronto porque no estaba cuajado ni preparado como torero. Este año la cosa estaba hecha y ya en noviembre la empresa nos dijo que sí. Luego lo han tenido un poco tapado hasta el último momento, hasta el día anterior de la presentación de carteles, cuando nos confirmaron que estaríamos con Padilla y Paquirri con la corrida de García Jiménez”.

Tener a un padrino como Juan José Padilla con la historia de superación que tiene tras de sí y un testigo como Paquirri debe ser una responsabilidad. "Es algo especial tenerlos. El maestro Padilla siempre ha sido un punto a seguir, una persona que ha marcado diferencias en el mundo taurino por su amor propio, por su entrega y por su valor. Antes de la desgracia de Zaragoza, él ha sido un torero de toreros enfrentándose a corridas como las de Miura o Victorino. Creo que hay que tenerle en cuenta aquella etapa. Paquirri es un torero de dinastía, que viene a reaparecer a Castellón de su percance de la pasada temporada y que ha tenido sus momentos buenos en las Ferias. Me ilusiona mucho, pero sobre todo me ilusiona la corrida de toros, con esa categoría, y a la que no estoy acostumbrado a lidiar por el tipo de carteles en los que me han puesto de novillero”.

En su entorno, sus familiares del toro, le aconsejan y le dicen que "me arrime mucho, que entrene mucho, que me mentalice. Me dicen que hay que salir a darlo todo. Luego se estará peor o mejor, pero hay que salir entregado a la plaza y a lo que más quiero, que es mi profesión. Pero sobre todo disfrutar y que me anime mucho. Arrimarse, arrimarse y arrimarse. Me lo marco como la única carta que tengo sobre la mesa. No hemos querido mirar más allá. Se están mirando cosas en Francia y algunas corridas por mi tierra que están apalabradas, pero nada seguro”.

Después del día grande del doctorado, queda pensar ante todo en Madrid y en esa confirmación de alternativa que debe ser su siguiente puerto. "Es una plaza que todos los toreros siempre la tenemos en mente. He podido hacer el paseíllo en tres tardes. La primera hice el paseíllo cortando una oreja, la segunda con una novillada de Javier Molina con un encierro desagradecido. Este año pude cortar una oreja pero lo pinché. Fue una tarde que se me dio bien gracias a ir entregado, dando uno dentro”. En cuanto a la suerte de banderillas, que ejecuta desde sus inicios, va "muy bien. Voy a dar mucho que hablar en ese tercio. En el campo estamos forzándonos muchísimos, haciendo cosas nuevas y llego preparado e ilusionado”, rubrica Soler.


 

Galería de fotos

Comentarios