SEVILLA

Manzanares corta dos orejas con buen encierro de Cuvillo

Se lidiaron toros de Núñez del Cuvillo para Sebastián Castella -sin opción de triunfo-, José María Manzanares -oreja y oreja- y José Garrido -que se llevó un volteretón
Por 
jueves, 14 de abril de 2016 · 17:00

PABLO LÓPEZ RIOBOO

El jovencísimo José Garrido estaba "apadrinado” este jueves de Feria por dos figuras como Sebastián Castella y José María Manzanares haciendo el paseíllo. Los toros de Núñez del Cuvillo hacían acto de presencia en el coso del Baratillo.

Tuvo ante sí Castella un toro con movilidad pero carente de clase. El de Cuvillo tenía una embestida descompuesta, siempre soltando la cara en el final de cada muletazo. Castella porfió en una faena que no llegó a tomar vuelo por la embestida de un animal difícil de templar. Tras la estocada fue silenciado.

Manzanares se volvió a reencontrar con su Sevilla en una faena acompasada, de fino trazo y despaciosidad. El de Cuvillo, un dechado de clase embistió con gran calidad, gateó tras la muleta humillado y largo, un toro para soñar el toreo. Manzanares le cortó la oreja tras una gran estocada en una faena marcada por el empaque y la clase.

Le tocó en suerte a Garrido un animal de exigente condición, un toro que exigía firmeza y colocación en cada muletazo, Garrido porfió en una faena que llegó a los tendidos por su exposición y entrega. Por el izquierdo dejó naturales largos, mientras que por el derecho dejó interesantes pasajes al final de faena. Tras entrar a matar sufrió una feísima voltereta que le rompió en dos la taleguilla. Sevilla valoró la entrega del extremeño que tras escuchar dos avisos saludó una ovación.

 

Tuvo ante sí Castella un toro de Cuvillo que tuvo la raza medida. El animal galopó en un inicio de faena que levantó las esperanzas del público, pero lo cierto es que duró un suspiro, se apagó como una velita. Un toro que pese a no tener mala condición se vino muy a menos imposibilitando el lucimiento del espada. Tras pinchazo y casi entera fue silenciado. Saludaron en banderillas José Chacón y Vicente Herrera en banderillas.

Otro toro importante lidió en quito lugar Cuvillo. Lo picó formidablemente Barroso, lo lidió con mimo Rafael Rosa y saludaron en banderillas Suso y Blázquez. Un toro que sacó las virtudes de la clase, el ritmo y la humillación. Manzanares dejó pasajes de gusto y empaque, destacando sus series con la diestra. Tras la estocada cortó la oreja. Ovación en el arrastre para el de Cuvillo al igual que su hermano lidiado en segundo lugar.

Salió Garrido de la enfermería con la esperanza de obtener un triunfo con du último toro de la feria. El de Cuvillo no le dió opción, un animal que siempre tuvo clara su condición de manso, un toro que esperó en banderillas y que tuvo complicaciones en la muleta. Garrido siempre en torero se la puso como si el toro fuera bueno, se colocó en el sitio, pero el animal siempre detrás de la mata embestía por encima de palillo. Sin duda el peor de un interesante encierro de la divisa gaditana por su variado juego. Tras el arrastre del toro escuchó palmas por parte del respetable.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Decimosegunda de la Feria de Abril. Decimotercera de abono. Corrida de toros.

Seis toros de Núñez del Cuvillo.

Sebastián Castella, silencio y silencio. 

José María Manzanares, oreja y oreja. 

José Garrido, ovación y silencio. 

12

Comentarios