LA CRÓNICA DE PLATA

Enjundia torera

Se cerró la feria con otra tarde brillante de los hombre de plata y de a caballo
domingo, 17 de abril de 2016 · 23:12

PABLO LÓPEZ RIOBOO

Torear es lo más bonito del mundo, si lo haces en un marco como el de Sevilla ya es rozar el sueño anhelado por todos. Hoy tres cuadrillas volvían a dignificar su profesión en una tarde repleta de emoción y torería. La feria ha sido de diez para unos toreros que aunque no usen espada ni muleta si han triunfado en esta feria.

En una corrida de Miura siempre vemos cosas interesantísimas en el tercio de varas, hoy sobresalieron dos nombres, el de Juán Jose Esquivel, por dos varas ante el bravo primero, la de Chicharito al segundo y otra buena vara de Agustín Collado al cuarto. Tres tercios de varas de los que pide el aficionado, en el que el toro se emplea con bravura el piquero hace bien la suerte. Todo un lujo que no debemos perder, son necesarios, es riqueza para el espectáculo.

Con el capote destacaron en la tarde de hoy Marco Galán en el segundo de la tarde por una lidia a favor del toro y Alejandro Oliver en el cuarto, abriéndole los caminos y meciendo con suavidad el percal. Ambos supieron ver lo que pedían los toros, nunca utilizaron la brusquedad, todo se hizo toreramente.

Con los rehiletes sobresalió un nombre, Fernando Sánchez. En el segundo de la tarde tras un garboso caminar citando al toro clavó un torerísimo par, el de Miura lo esperó una enormidad, ¡qué mérito!!. En el quinto dejó uno de los pares de la feria, el de Zahariche apretó una enormidad, Sánchez se metió entre los pitones para dejar un par sensacional, de enorme exposición. Álvaro Oliver destacó pareando al enclasado primero, Lipi tuvo una entonada actuación en el segundo de la tarde, junto al ya mencionado Fernando Sánchez -se desmonteraron tras un brillante tercio- ambos se llevaron el reconocimiento unánime de Sevilla.

Por último y no menos importante quiero volver a destacar a un torero, Álvaro Oliver. En el toreo siempre decimos que la colocación es primordial, pues eso pasó en el quinto de la tarde, un animal que esperó en banderillas, en el que vimos tres quites por parte de este gran torero, evitó un percance, pero no fue una vez, ni dos, sino hasta en tres ocasiones tuvo que intervenir para evitar lo que presumiblemente hubiera sido una desgracia. ¡Enhorabuena torero!.

GALERÍA: Eduardo López

Galería de fotos

12
2

Comentarios