LA PREVIA DE SEVILLA

Victorino for president

El gran año 2016 del criador tuvo en Sevilla y en Cobradiezmos su éxito más importante, y aún colean los merecidos réditos con el regreso de Ferrera, Escribano y Ureña a Sevilla
Por 
sábado, 29 de abril de 2017 · 00:05

MARCO A. HIERRO / ILUSTRACIONES: JUAN IRANZO

El grito popular suena a clamor en Sevilla, donde el pasado año indultó a Cobradiezmos en una noticia de cuatro toros notables que ya ha entrado en los anales de la historia. Victorino For President porque mientras no se demuestre lo contrario es el ganadero más esperado en el Baratillo, si bien es verdad que aún nos queda mucha feria. En el festejo de hoy, además, hay dos regresos muy esperados.

 

ANTONIO FERRERA

El primero es el de Antonio Ferrera, que hace ya dos primaveras que no pisa el ruedo donde más despacio y más templado ha toreado a los grises. La lesión en el brazo por tierras baleares supuso un parón demasiado largo para un torero que necesita el calor del tendido y que, afortunadamente, volvió a los ruedos en Olivenza. La segunda tarde de esta campaña la firmó en Málaga, donde llegó sustituyendo al lesionado López Simón y recogió una ovación en el tercio.

Torero de raza el extremeño de Ibiza, ha logrado ir evolucionando su manera de torear y acoplarla a la madurez que va alcanzando. Sin perder identidad en esa forma peculiar de lidiar y de banderillear, con ese saltito en la cara que supone su sello particular, Antonio ha sabido cambiar el comerse el toreo a dentelladas por paladear lo bueno con mucha más calma, con serenidad y con poso.

Todo un experto en el hierro de la A coronada, hace varios años que se baraja en el Baratillo la posibilidad de una encerrona con los cárdenos de Victorino, pero no era lógico este año, después del indulto de Cobradiezmos el pasado año en las telas de Manuel Escribano.

Siempre es una garantía Antonio en La Maestranza y con Victorino.

 

MANUEL ESCRIBANO

Es uno de los más esperados del año en la Real Maestranza. Por un doble motivo: el 13 de mayo del pasado curso indultaba a Cobradiezmos, de este mismo hierro, en este mismo escenario, en una tarde histórica en la que Sevilla volvió a vibrar con el paisano. Además, en la pasada Feria de Julio un toro de Adolfo le propinaba una cornada que a punto estuvo de suponer un disgusto mucho mayor para el toreo y que le obligó a cortar la temporada hasta su reaparición, ya en estas pasadas Fallas.

También Manuel ha sido un torero en evolución desde que aquella tarde del Miura Datilero, en aquella sustitución de El Juli y este mismo coso, lo pusiera de nuevo en el ciscuito de las ferias. Más reposado desde hace un par de campañas, comienza a buscar Escribano el toreo que siente porque ya no necesita tanto el que le hace llegar al tendido y, por tanto, cortar orejas. Tiene un oficio muy trabajado y macerado en corridas duras por tierras francesas, por lo que es difícil que le suba un toro el agua por encima de las rodillas.

Pero todo esto puede volverse también en su contra si no alcanza la altura a la que lleguen los de Victorino. Él está preparado para asumir el reto, a pesar de que la cornada de Valencia tardará en olvidarse. 

PACO UREÑA

El murciano Paco Ureña es otro de los toreros que paladearon la magia de volver a circular después de una tarde mágica, y también con Victorino. Por eso también Paco votaría al ganadero de Galapagar para ser presidente o lo que fuese menester. Su tarde fue el tierras murcianas y también con un indulto de un toro de este mismo hierro.

Pero también Ureña fue capaz de hacer el toreo con otro grandísimo toro de Victorino el día del indulto de Cobradiezmos. De hecho fue el torero de Lorca el que más sentidos muletazos dejó en una tarde donde paseó dos orejas de un mismo animal. Sevilla también lo espera a él.

El toreo de Paco Ureña basa mucho el resultado en la posición en el cite. Un torero de tremenda pureza a la hora de la colocación, la acumulación de contratos y la dosificación de las temporadas han hecho que vigile mucho más los alberos de la exposición total, pero Sevilla es uno de ellos. Tiene, además, el murciano, el don de sentirse mucho. Tanto que hasta él mismo se sorprende en ocasiones de su propia capacidad de sentir.

Es otro de los toreros tildados de sevillano, y hoy debería notarse.

VICTORNIO MARTÍN

Nadie a estas alturas va a descubrir el hierro que -seguramente- más gente conozca alrededor del mundo. Es este el año de recoger parabienes para Victorino Martín. O uno de ellos, porque siempre es capaz de reinventar el hierro, acumular triunfos sonados e incrementar su leyenda.

Fueron dos los indultos logrados el pasado 2016, pero uno de ellos en Sevilla. Fue en Illescas el otro, con Noé Gómez del Pilar como protagonista. Precisamente Noé confirmó su alternativa el 26 de marzo en Madrid con un encierro de Victorino en el que lo bueno no afloró lo suficiente, pero la apuesta de dos tardes en Madrid es de valorar para el primer ganadero que lidió una corrida de toros en Madrid en la nueva era Simón Casas.

A Victorino lo quieren ver en todas partes, y seguramente será de los pocos ganaderos que 'meten gente' en una plaza. Será por la forma humillada y lenta que tienen sus toros de tomar las telas, pero también por su capacidad de orientación para no permitir ni un error en el que maneja el trapo.

Hoy, sin embargo, en Sevilla, se pruducirá para él una nueva reválida.

Comentarios