TORO POR TORO

Tuvo empleo para pelear el cuarto de Miura

Siga toro por toro y al minuto el comportamiento de la corrida de Miura
Por 
domingo, 07 de junio de 2015 · 17:36

1º, de Miura, "Fogonero”, negro listón de 559 kilos para Rafaelillo.

El larguirucho primero sacó el mismo son desde que salió, cansino y flojo, sin humillar en capotes, vulgarón y blando en el penco y sin vida en la muleta. Muy protestado durante toda la lidia, no tuvo ni una arrancada ni un ademán malicioso. Fue un inválido que no tuvo brío, casta ni fuerza en el caballo de Agustín Collado.

2º, de Miura, "Aguilero”, cárdeno oscuro de 590 kilos para Javier Castaño.

El escurrido segundo pareció tener más movilidad en los primeros tercios, y hasta sacó cierto galope sin ritmo ni transmisión. No empujó en el caballo y le faltó empleo en el peto. En la muleta no quiso pasar nunca del embroque, no humilló jamás y hasta volvió sobre las manos para reponer, sabiendo lo que se dejaba. 

3º , de Miura, "Velero”, cárdeno listón de 624 kilos para Serafín Marín.

 

El tercero volvió al revés en el capote de Serafín, empujó de mentira en dos varas medidas y esperó una barbaridad en banderillas, echando siempre la cara arriba. No le dejó a Marín lucirse de capa ya que le apretó hacia los adentros. En la muleta no tuvo maldad, pero tampoco raza y empuje para no venirse abajo con cada muletazo, por poco exigente que fuera. Toro sin vida ni transmisión.

4º, de Miura, "Injuriado”, cárdeno bragado de 606 kilos para Rafaelillo.

Buscó la gatera desde que salió el alto y largo segundo, que a punto estuvo de saltar al callejón. Llegó abajo al peto, pero pronto desistió de emplearse debajo del jaco. Humilló en la muleta y tuvo voluntad de seguirla incluso con cierta calidad por el pitón izquierdo, repitiendo sin excesivo celo, pero sí con intención. A menos cuando fue perdiendo fuelle, este sí tuvo empleo para pelear

 

5º, de Miura, "Sonajillo”, cárdeno listón de 588 kilos para Javier Castaño.

También el quinto humilló de salida y tuvo voluntad para irse detrás del capote con que lo lidió por abajo un Castaño inteligente. Abajo llegó también al penco en un castigo medido para preservarlo en la entrega, porque ya en el segundo encuentro se deja pegar. Espera mucho en banderillas y atrapa a Marco Galán para cornearlo. Se orienta y llega a la muleta zorrón y a la caza, sin querer pasar del embroque y midiendo en cada arrancada, que siempre fueron andando. Costoso y exigente el bicho.

6º, de Miura, "Arenoso”, negro bragado de 608 kilos para Serafín Marín.

El sexto tuvo movilidad y media humillación sin empleo que lo puso a correr hasta que llegó al caballo. Duro el castigo en el penco, llegó gazapos al tercio de banderillas. En la muleta fue pasador cuando llegaba con inercia, pero le costaba terminar cuando no le perdían pasos. Terminó reponiendo y yendo con la cara natural y sin entrega. Sin final siempre.

3
1

Comentarios