LA PREVIA DE MADRID

Alma cárdena

Vuelven los santacolomas a la primera plaza del mundo esta tarde. Tras la presencia de corridas como La Quinta, Cuadri o la novillada de Flor de Jara, esta tarde llega el encierro de Rehuelga.
miércoles, 7 de junio de 2017 · 11:25

Vuelven los santacolomas a la primera plaza del mundo esta tarde. Tras la presencia de corridas como La Quinta, Cuadri o la novillada de Flor de Jara, esta tarde llega el encierro de Rehuelga a Las Ventas para que tres gladiadores le hagan frente: Fernando Robleño, Alberto Aguilar y Pérez Mota. Tres toreros que llegan en diferentes momentos a la primera plaza del mundo. Los contamos a continuación.

 

 

 

FERNANDO ROBLEÑO

Lidiando con las duras, exhibiendo técnica, oficio y sitio, templando embestidas o tarascadas, Fernando Robleño puede decir bien alto que es torero de Madrid. Por eso le respeta esta plaza y le da su sitio en los carteles, aunque no le embista un toro para expresar lo mucho que guarda en el pecho desde hace al menos tres años. Hoy, con la madurez apuntando en su carrera, torea tal vez mejor que nunca, y Rehuelga puede ser muy propicio para el madrileño.

Tan sólo nueve festejos fueron los que toreó el menudo torero el pasado año, y será este de hoy su particular inicio de temporada, pero ya está acostumbrado Fernando a iniciar las campañas en Las Ventas y se asusta bastante poco. Aquí fue donde el pasado año concluía su temporada gobernando una embestida exigente y correosa de un toro de Palha que a punto estuvo de dejar en sus manos una oreja y, aún sin cortarla, paseó una vuelta al ruedo en la que sintió el reconocimiento de este público.

Perfecto conocedor de la técnica, de los terrenos y de la lidia en general, es Fernando un torero eminentemente de sentimiento, aunque pueda parecer lo contrario, y sorprende a propios y extraños cuando un toro se le entrega de verdad. Tal vez sea hoy y en la plaza más importante del mundo. Su tremenda honradez lo merece.

 


 

ALBERTO AGUILAR

El madrileño es bala segura en toda actuación que tiene en la primera plaza del mundo. Hoy se reencontrará con Madrid después de no tener suerte con el encierro de La Quinta en la primera corrida del abono. Aguilar, el torero que a punto estuvo hace tres temporadas de cruzar en hombros la Puerta más Grande de la capital, volverá hoy al primer escenario taurómaco del mundo en su primero de los dos paseíllos en los que está acartelado en la Feria. Francia es su bastión y Madrid el pilar de sus días, y con esa vitola sabe Aguilar que tiene por delante unas citas decisivas en la estructura de su temporada.

No tiene que demostrar a Madrid el valor que atesora porque ya lo ha hecho: sólo tiene que dejarle un toro de Rehuelga para que lo pueda expresar. Pero también sabe que de lo de este San Isidro dependen las demás Ferias: si está bien las rúbricas contractuales fluirán; de lo contrario, el banquillo puede acecharlo. Claro ejemplo es el del año pasado, cuando un gran toro de Ibán le permitió cortar una oreja que lo colocó en Pamplona y en media Francia, además de la corrida de Palha que cerró la temporada venteña en octubre.

Esta tarde Alberto Aguilar volverá al ruedo que lo hizo héroe del aficionado, pero torero olvidadizo por las empresas. El diestro madrileño regresa al coso que le está dando vida junto a Francia para pervivir en el sistema.

 


 

PÉREZ MOTA

Pérez Mota afrontará esta tarde su primer compromiso de la temporada en la primera plaza del mundo. Se trata Madrid de un coso que en su día resucitó al torero gaditano y, junto a Francia, le dio la credibilidad necesaria para salir adelante con dignidad en su temporada. Ahora, y tras cortar una oreja el pasado mes de septiembre en Las Ventas al encierro de San Martín, regresa al primer escenario taurómaco del orbe.

Manuel Jesús Pérez Mota es de esos toreros a los que la suerte les sonrió cuando eran novilleros en forma de número uno en el escalafón. Luego llegó la alternativa, callaron los cantos de sirena, se acabaron las palmadas en la espalda de los advenedizos y comenzó la lucha más dura: la del teléfono que no suena, la de las corridas infumables en pueblos de vete a saber dónde, la del "vuelva usted mañana" cuando mañana fue ayer.

Hoy buscará de nuevo cambiar la moneda.

 


 

REHUELGA

Esta tarde vuelve a Las Ventas el hierro de Rehuelga, madre del encaste Santa Coloma y uno de los signos toristas de esta última semana de San Isidro. Fernando Robleño, Alberto Aguilar y Pérez Mota estoquearán el encierro del que el ganadero Rafael Buendía tiene reseñado. Después de estar cuatro años alejada de los ruedos galos, y dos temporadas después de lidiar su último cuatreño en una plaza de toros española, la vacada gaditana firmó en 2014 un regreso de nota al primer plano del orbe taurino. Desde entonces hasta ahora ha sido signo y seña de su encaste a pesar de tener una camada corta.

Estos últimos años, Rafael Buendía ha recurrido a varios sementales, de los cuales destacan algunos por la calidad de los productos que dieron. Entre ellos está el toro Sombrerero-3, nacido en el año 2004.

Comentarios