LA PREVIA DE MADRID

Bautista se cuela entre rehiletes

Juan Bautista se cuela entre rehileteros en la tarde de este viernes en Madrid. Llega la corrida de Adolfo Martín tradicional dentro de la semana torista del ciclo isidril.
viernes, 9 de junio de 2017 · 09:20

Juan Bautista se cuela entre rehileteros en la tarde de este viernes en Madrid. Llega la corrida de Adolfo Martín tradicional dentro de la semana torista del ciclo isidril y la figura gala, que el pasado domingo triunfó en su encerrona con distintos encastes en la Feria de Pentecostés de Nimes y un día más tarde cortó una oreja a una seria corrida de Alcurrucén en Vic, vuelve a la plaza que se lo ha dado todo. Lo hace al lado de Ferrera, que ha cortado la oreja más compacta en lo que va de Feria de San Isidro, y de Escribano, que afronta su segunda tarde en el ciclo isidril.

 

 

 

ANTONIO FERRERA

El primero del cartel es Antonio Ferrera, que hasta su primera tarde este San Isidro hacía ya dos primaveras que no pisaba el ruedo donde más despacio y más templado ha toreado como es el de Madrid. La lesión en el brazo por tierras baleares supuso un parón demasiado largo para un torero que necesita el calor del tendido y que, afortunadamente, volvió a los ruedos en Olivenza. La segunda tarde de esta campaña la firmó en Málaga, donde llegó sustituyendo al lesionado López Simón y recogió una ovación en el tercio.

Torero de raza el extremeño de Ibiza, ha logrado ir evolucionando su manera de torear y acoplarla a la madurez que va alcanzando. Sin perder identidad en esa forma peculiar de lidiar y de banderillear, con ese saltito en la cara que supone su sello particular, Antonio ha sabido cambiar el comerse el toreo a dentelladas por paladear lo bueno con mucha más calma, con serenidad y con poso.

El extremeño ha visto cómo se hablaba de él y de su faena a Platino durante toda la semana por las calles de Sevilla y en la globalidad de La Red. Medios de comunicación y aficionados han calificado de corto el premio de la oreja recibida en aquella ocasión y esta es una tarde extraordinaria para enmendar ese hecho.

Han sido casi dos años en el dique seco y ha regresado Ferrera con el recordado "decíamos ayer" que utilizó Fray Luis de León. Torero de raza el extremeño de Ibiza, ha logrado ir evolucionando su manera de torear y acoplarla a la madurez que va alcanzando. Sin perder identidad en esa forma peculiar de lidiar y de banderillear, con ese saltito en la cara que supone su sello particular, Antonio ha sabido cambiar el comerse el toreo a dentelladas por paladear lo bueno con mucha más calma, con serenidad y con poso.

 

 

 

JUAN BAUTISTA

Juan Bautista está de moda. Hoy se cuela entre rehileteros en la tarde de este viernes en Madrid. Llega la corrida de Adolfo Martín tradicional dentro de la semana torista del ciclo isidril y la figura gala, que el pasado domingo triunfó en su encerrona con distintos encastes en la Feria de Pentecostés de Nimes y un día más tarde cortó una oreja a una seria corrida de Alcurrucén en Vic, vuelve a la plaza que se lo ha dado todo.

El torero que es figurón por méritos propios en Francia y que se ha ganado su sitio entre los grandes en España a lo largo de toda su trayectoria, volvió a dejar claro en 2016 que su sitio no se negocia, sino que se otorga por justicia. Y así lo está viendo fructificado el aficionado con su inclusión en las grandes Ferias de la temporada –a pesar de excepciones como Sevilla o Santander, que lo han dejado injustamente fuera-. Se siente en su año y, aunque Iberia no lo trate en figura, Francia lo alza a los altares de la gloria.

Lo demostró con creces en 2016 en su encerrona en Palavás, lo reiteró días más tarde cortando una oreja justo hace un año a un toro de Montealto en San Isidro, lo repitió veinte días más tarde saliendo por la de los Cónsules de Nimes con cuatro orejones y también con la doble salida por esa misma puerta en septiembre, cortando un rabo a un toro. Arles, la que es su casa y su plaza, también vivió y ha vivido esta campaña de 2017 las mieles de su toreo cuasi magistral.

 


 

MANUEL ESCRIBANO

Es uno de los más esperados del año en Madrid. En la pasada feria de Hogueras de Alicante un toro de Adolfo le propinaba una cornada que a punto estuvo de suponer un disgusto mucho mayor para el toreo y que le obligó a cortar la temporada hasta su reaparición, ya en estas pasadas Fallas.

También Manuel ha sido un torero en evolución desde que aquella tarde del Miura Datilero, en aquella sustitución de El Juli en Sevilla, lo pusiera de nuevo en el circuito de las ferias. Más reposado desde hace un par de campañas, comienza a buscar Escribano el toreo que siente porque ya no necesita tanto el que le hace llegar al tendido y, por tanto, cortar orejas. Tiene un oficio muy trabajado y macerado en corridas duras por tierras francesas, por lo que es difícil que le suba un toro el agua por encima de las rodillas.

Él está preparado para asumir el reto, a pesar de que la cornada de Alicante tardará en olvidarse.

ADOLFO MARTÍN

Adolfo regresa a su feudo. Hierro hermano de Victorino, es signo y seña de la sangre Albaserrada-Saltillo y, aunque hay algunos toreros que marcan diferencias con el hierro de la A Coronada, en cuanto a genealogía y procedencia, es lo mismo. Llevan el apellido Martín.

El año pasado la tarde más redonda de este hierro llegó en la Feria de Santiago de Santander, en la que El Cid logró indultar un extraordinario toro de Adolfo Martín en la última del serial norteño. Aquel hito en el coso de Cuatro Caminos supuso un antes y un después. Otra de sus grandes tardes acaeció en la encerrona de Castella en la feria de la Vendimia de Nimes.

 

Comentarios