LA PREVIA DE SAN ISIDRO

Una Beneficencia mixta

Un rabo paseado el pasado año por Diego Ventura le abre la puerta de la corrida más importante del año en Madrid junto a Juli y Urdiales
Por 
miércoles, 12 de junio de 2019 · 10:27

TEXTO: MARCO A. HIERRO / ILUSTRACIONES: JUAN IRANZO

Llegó la Beneficencia, la corrida más importante del año en la plaza de Las Ventas, esa en la que todos quieren estar acartelados y sólo un grupo de elegidos y triunfadores tiene la posibilidad de participar. Y este 2019, por primera vez desde hace un buen puñado de años, un rejoneador abrirá cartel. Y se lo ganó cortando un rabo el pasado año.

DIEGO VENTURA

El rejoneador Diego Ventura es el elegido para poner su nombre en una Beneficencia por primera vez al menos en el nuevo siglo. No es un hecho habitual, pero tampoco él lo es. Se trata del hombre que más puertas grandes de Madrid ha atravesado en hombros, con un total de 18. Es el puntal de la nueva generación y lleva ya 20 años en la élite.

El de hoy será su festejo número 23 del año 2019, en el que también realizó una exitosa campaña mexicana, con 42 orejas y un rabo como botín. Precisamente un rabo cortó el pasado año en Las Ventas, junto con cinco orejas más en el mano a mano con Leonardo Hernández, y eso le dio el pasaporte a esta corrida.

LOS ESPARTALES

La vacada extremeña es una de las ganaderías de cabecera de Diego Ventura, que ya ha lidiado este año tres de las cuatro corridas que el hierro extremeño ha echado en 2019. La última, en Las Ventas, en el festejo de seis rejoneadores, en el que puso en bandeja tres orejas para tres de ellos, dada la calidad de los animales que salieron al ruedo.

EL JULI

Es la última bala de las dos que tenía El Juli en esta feria, que se diseñó a su contra, decidió no participar y sólo la lesión de Enrique Ponce provocó que se arreglase finalmente su presencia en Madrid. Esa ha sido la tónica en la historia de Julián con Las Ventas, donde sólo tiene una Puerta Grande -y otra más como novillero- a pesar de los méritos contraídos con toros como Novelero, de Ana María Bohórquez, o Licenciado, de Alcurrucén, el pasado año.

En esta temporada ha trenzado trece paseíllos hasta la fecha, paseando 18 orejas y un rabo, indultando un toro de Garcigrande en Jerez y firmando su sexta Puerta del Príncipe en Sevilla. Además, no le rodaron las cosas en su primera comparecencia isidril, con la corrida de Juan Pedro Domecq, de modo que esta debe significar su desquite para un torero de esta capacidad y raza.

DIEGO URDIALES

El torero de culto que vino de Arnedo ya tiene hoy su Beneficencia ganada. Es el premio a la defensa de una idea, de un concepto y de un estatus que Diego tiene claro que debe poner en valor. Porque no todos son capaces de poner boca abajo Las Ventas como lo hizo él en la pasada Feria de Otoño. Y mantiene su idea y su camino, ahora que ya tiene dos décadas de triunfos y tracas, porque también le ha tocado lidiar con las más duras.

Sin embargo, ha vuelto a la senda de la suerte escasa -lo cual tampoco es su culpa- que le ha acompañado en su carrera en Madrid. De los dos festejos que lleva hasta ahora en la feria nada más una ovación fue posible con la corrida de Alcurrucén, pero también quedaron muletazos al alcance de muy pocos. Séptimo festejo de la temporada hoy para él, y Madrid lo espera.

NÚÑEZ DEL CUVILLO

Únicamente cuatro toros supondrán la participación de Núñez del Cuvillo en esta Feria de San Isidro, pero en Beneficencia, donde sólo lidian los elegidos y una élite de la que la vacada gaditana forma parte desde hace años. Este será el sexto festejo de la temporada en que se lidien sus reses, y el balance es de 23 orejas y un rabo, pero siempre con participación de las figuras en las corridas donde lidia. Está en el top 5 de cualquier clasificación de hierros actualmente y puede ser una de las tres ganaderías más importantes del momento. Por eso está aquí hoy.

Comentarios