LA CRÓNICA DE MORALZARZAL

Curro de la Casa corta tres orejas en una tarde fría

Curro de la Casa cumplió su deseo de encerrarse en Moralzarzal antes de tomar la alternativa y, aunque con sangre, cumplió su palabra con un tinte de épica ante seis encastes
sábado, 28 de febrero de 2015 · 16:56

 Curro de la Casa había diseñado para el comienzo de su temporada la tarde total. Una encerrona con seis novillos de diferentes encastes en la que el público tenía una amplia posibilidad de implicación en la organización del festejo: desde elegir los utreros hasta ser asesor del presidente, el aficionado constituía una parte fundamental en la constitución de la novillada programada como culminación de un día dedicado a hablar, escuchar y vivir el toreo. El festejo de la vuelta de tuerca.

Lo que ocurre es que al final, como casi siempre, la emoción la pone lo que ocurre en el ruedo y no lo externo, al contrario que en Sevilla. No hubo una respuesta masiva a la llamada del novillero y la tarde, que comenzó con retraso y tras recoger el único espada la ovación animosa del respetable, transcurrió en un aburrimiento interesante, en esa línea roja de todo solitario taurino. Curro de la Casa se mostró eficaz, firme, sólido, solvente con la espada y acertado en el descabello; quitó cuanto pudo, dejó largos los novillos en el caballo y de manera sobresaliente aguantó en la plaza con una cornada de tres trayectorias propinada por el salinero de Cebada Gago lidiado en tercer lugar: tardo en los estatuarios, cruzado en uno de ellos, se lo echó a los lomos. El torniquete le dio épica a un trasteo soso vertebrado por varias tandas de naturales, a pies juntos la mejor. Mató a la segunda de media tendida y recibió una merecida ovación.


Las orejas llegaron en el segundo, sexto y cuarto, por orden de importancia. El ejemplar de José Escolar permitió un mayor lucimiento junto con el representante de Urcola. Aún así, la emoción la puso el Albaserrada desde el capote. El torbellino cárdeno repitió con viveza a las verónicas y delantales, empujó en el caballo y rompió en el capote de Ángel Otero que lo lidió perfecto para lucimiento del coreado Fernando Sánchez -el dúo saludaría en el cuarto tras un buen tercio-. Después, la faena, que tuvo chispa en el comienzo con dos buenas tandas de derechazos, no encontró la fuerza para convertirse en algo más, yendo a menos progresivamente. La estocada trasera fue suficiente. El sexto, negro, engatillado de pitones y ensillado, alternó embestidas de clase, largas y templadas, con otras sosas y distraídas. Los ayudados por alto y algún natural aprovechando esa condición intermitente destacaron en el último trasteo, cerrado de una estocada a la primera. Nebuloso, perteneciente a El Tajo y La Reina, no destacó en casi nada: por hechuras, el más feo de la tarde y por actitud, el más pasota: un pozo negro de embestidas a media altura que sólo permitió el arrimón. Mucho mérito después del percance, y sin pasar por la enfermería, mostrar esa firmeza: salvoconducto justo para el trofeo.

Nada reseñable en los dos restantes. Primero y quinto estuvieron en la línea del cuarto. El de Murube, distraído de salida, acusó las querencias quedando para él inéditos los terrenos más allá de la segunda raya. Fulminado por la estocada, fue pitado en el arrastre. Y el perteneciente a Pablo Mayoral, ovacionado en la salida, tuvo la más imponente estampa y en eso quedó. Aunque permitió torear a la verónica, los dos puyazos recibidos se le hicieron largos. Los doblones para comenzar el trasteo, excesivos. Terminó protestón y parado.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Moralzarzal. Un cuarto de entrada.

Seis utreros de distintos hierros y encastes. Bien presentados y de juego dispar, se lidiaron en el siguiente orden: Castillejo de Huebra (Murube), José Escolar (Albaserrada), Cebada Gago, El Tajo y La Reina (Domecq), Pablo Mayoral (Santa Coloma), Paco Galache (Urcola).

Curro de la Casa, único espada, azul noche y oro: Silencio, Oreja, Ovación, Oreja, Palmas y Oreja.

 

PARTE MÉDICO de Curro de la Casa: "Herida por asta de toro, en el tercio inferior, cara anterior interna del muslo izquierdo, con dos trayectorias. Se opera en la enfermería misma de la plaza".

Comentarios