AVANCE VALDEMORILLO

Victor Barrio corta tres orejas y sienta plaza

El torero segoviano revolucionó a la plaza en el sexto
domingo, 8 de febrero de 2015 · 18:10

Arrancó el festejo de Valdemorillo con 23-Justiciero, un flojo Cebada que no permitió a Paulita expresarse. Inició Paulita la faena doblándose con el toro y sacándoselo a los medios, pero la sosa embestida a media altura, no transmitía nada a los tendidos.

Se puso Paulita por el izquierdo, pero el toro se acostaba y no seguía el vuelo de la muleta. Volvió el torero maño a la derecha apretándole al toro, que se quedaba cada vez más corto. Mató de una estocada algo trasera que fue suficiente, saludando una ovación.

 

Soso fue también el que hizo segundo. Banderilleó con solvencia Escribano, cerrando el tercio con su característico par desde el estribo.

Puso más el torero que el toro en la faena de muleta, apretándole Escribano al de Cebada y robándole embestidas que no tenía. Mató de un estoconazo y paseó una oreja.

 

Al centro del platillo se fue decidido Víctor Barrio a recibir al primero de su lote. Sin mover los pies le endosó dos tafalleras, dos apretadas chicuelinas y tras perder por la violencia del toro el capote, Barrio solvento el lance con un vistoso corte montera en mano, calentando de inmediato a la plaza.

Nada puso el toro y todo lo tuvo que hacer el torero segoviano, en una faena basada en el valor y en las ganas de ser alguien en el mundo del toro. Lo mató Victor Barrio de una media estocada en todo lo alto, y paseó la oreja del Cebada como recompensa a su esfuerzo.

 

Nada pudo hacer Paulita en su segundo, un toro sosón e informal que no regaló una sola embestida. Ni siquiera pudo apelar el maño a la épica ente el Cebada, que no transmitió nada en toda su lídia.

 

A puerta gayola se fue Escribano en el quinto, teniendo que echar cuerpo a tierra al hacerle un extraño el Cebada. Se incorporó Escribano y dejó unas vibrantes verónicas rematadas con una media.

En banderillas volvió a demostrar su solvencia y facilidad ante la cara del toro. El Cebada prometía mas clase y calidad en la embestida que sus hermanos anteriores, dejando Escribano un par de tandas de mérito. Pero fue un espejismo, se rajó el toro descaradamente.

Mató de otro estoconazo Manuel Escribano, con una fuerte petición y lío con la oreja que se pensaba ya concedida al cortarla su tercero. Dio una vuelta al ruedo merecida.

 

Por "Cachondito”respondía el Cebada que cerraba la tarde y Víctor Barrio se plantó de rodillas en el centro del ruedo para darle las buenas tardes. Cuatro faroles de rodillas y una media de mano muy baja levantaron al público de sus asientos.

Brindó Barrio a Ismael Pérez Villena y se fue a buscar la puerta grande que el buen Cebada le había entreabierto. Buscó la verticalidad en su postura, le dio tiempos y distancias al toro y dejó tandas de gran calidad el segoviano por ambas manos, con un sublime cambio de mano en una de las últimas tandas.

Cerró por bernadinas y empezó un runrún de indulto en la plaza, que acertadamente Barrio supo aguantar y matar al toro de una estocada algo caída.

"Cachondito” salvó la tarde de Cebada con una merecida vuelta al ruedo.

 

 



 

 

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Valdemorillo (Madrid). Feria de San Blas, tercera de abono. Tres cuartos de aforo en los tendidos. Toros de Cebada Gago  bien presentados, de desigual juego y de mucha calidad 1- Cachondito que fue premiado con la vuelta al ruedo.

Antonio Gaspar "Paulita"  (nazareno y azabache): Ovación y silencio.

Manuel Escribano (azul marino y oro): Oreja y vuelta.

Victor Barrio (grana y oro): Oreja y dos orejas.

 

 FOTOGRAFÍAS: FRAN JIMÉNEZ

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias