AVANCE VALENCIA

Castella se reencuentra gracias a Juncoso", un gran toro de Cuvillo

Salió a hombros con tres orejas en su esportón; El Fandi paseó una tras un trasteo de voluntad al cuarto y Román fue todo ímpetu sin fruto final por el acero
domingo, 15 de marzo de 2015 · 16:32

Con tres cuartos de plaza inició la segunda de Fallas con el encierro de Nuñez del Cuvillo.

Bien hecho y armónico fue el primero, pero adoleció de falta de casta y de fuerza. Fandi lo recibió con una larga cambiada en el tercio y un ramillete de verónicas intercalando chicuelinas.

Tras un quite por lopecinas, y la respuesta de Castella por tafalleras, inició el trasteo de muleta rodilla en tierra. Lo intentó el granadino por ambos pitones, pero la escasa condicion del astado no le permitió levantar la faena. Mató de una certera estocada.

Bonito de hechuras fue el burraco segundo, pero dentro tenía escasa condición. Inició Castella su trasteo a pies juntos y por alto, y por un momento pareció que el toro se venía arriba, dejando el francés unos naturales de calado. Se fue apagando el Cuvillo y optó Castella por el toreo de cercanías, aguantándole los parones con firmeza y pegándose un arrimón al final de la faena. Mato de buena estocada tras un pinchazo y paseó una oreja.

Se la jugó Román en el tercero: nada más brindar al público, se cruzó la muleta por detrás de la espalda para darle una arrucina inmediata al astado de Cuvillo. A partir de ese moemnto, todo fue sorpresa en la faena de Román. Las ganas del levantino calaron de inmediato en el público, logrando conectar de forma inmediata con sus paisanos a base de un toreo encajado por el derecho. El toro tenía motor e iba a más, algo aprovechado por el valenciano. Fue toro de espectáculo, no dulce ni fácil. Pinchó en dos ocasiones antes de dejar una estocada entera. Antes, no pudo lucirse de capote Román: sí lo hizo El Fandi en un quite por navarras rematadas por una serpentina.

 

Se quedó sin fuelle el cuarto en el ecuador de la faena de El Fandi, en la que derrochó voluntad ante uno de Cuvillo totalmente parado. Lo que no tenía el toro, lo puso el granadino para agradar a la parroquia. Antes, lo recibió a la verónica de rodillas y pareó con brillantez, en su línea. Se desplantó en el final de faena y dejó una estocada un punto trasera. Oreja.

 

El gran Castella llegó en el sexto: la emoción arrivó cuando se lo cambió por la espalda en el inicio de faena. Fue despacioso ante el mejor toro del encierro, con un gran fondo, que sacó recorrido. Por la mano diestra fue comprendiendo la embestida del de Cuvillo, con calidad y fondo. Un gran pitón izquierdo este importante toro de Cuvillo, al que se le pidió el indulto levemente. "Juncoso", Número 66, de 555 kilos. Dos orejas para el torero.

Román fue todo voluntad en el sexto, un toro que no rompió en su muleta y que, a pesar de que tenía un punto de casta, no humilló. Tiró de recursos Román, pero no logró dominar la embestida del astado. Se alargó con el acero todo, y cayó el astado escuchando palmas el torero.

 

 

Román fue todo voluntad en el sexto, un toro que no rompió en su muleta y que, a pesar de que tenía un punto de casta, no humilló. Tiró de recursos Román, pero no logró dominar la embestida del astado. Se alargó con el acero todo, y cayó el astado escuchando palmas el torero.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Valencia. Tercera de la Feria de Fallas. Corrida de toros. 

Seis toros de Núñez del Cuvillo

David Fandila "El Fandi" ( caña y oro): Palmas y oreja.

Sebastián Castella ( Azul rey y oro): oreja y dos orejas.

Román ( Verde botella y oro): palmas y  silencio.

 

Galería de fotos

Comentarios