FINAL SEVILLA

Ventura ya tiene diez

Toros de Fermín Bohórquez para Rui Fernandes, Diego Ventura y Andrés Romero
domingo, 19 de abril de 2015 · 16:38

Hacían el paseíllo los caballeros en Sevilla en la primera de las dos corridas de rejones programadas en el ciclo. Un encierro de Bohórquez esperaba en chiqueros para ser lidiado por el portugués Rui Fernándes, Diego Ventura y Andrés Romero.

 A lomos de Eldorado salió Rui Fernandes para recibir al suavón primero, de buen ritmo en el galope pero evidente febilidad en la condición. Templado el portugués, cambió el tercio con un rejón para conservarle la movilidad. Casanova fue el primer caballo en banderillas, con el que mantuvo una lidia muy elegante ante el aplomado Bohórquez, incidiendo en el tierra tierra y saliendo con solvencia de la cara. Tuvo que ponerle mucho el portugués con las monturas y hasta dejar que llegase mucho el animal para transmitir al tendido.  Mató con facilidad y recibió silencio.

También al grandón cuarto le dejó Rui solo un rejón, puesto que ya atisbó que le molestaría el peso para que mantuviese la movilidad. Sin embargo sacó brío el de Bohórquez para que el portugués calentase los tendidos a lomos de Cervantes, con el que dejó dos banderillas de mucha elegancia y mérito, enfrontilado y con valor para soportar los arreones por encima de la grupa. Manejó muy bien los terrenos y templó con soltura la embestida, que fue templándose a medida que transcurría la lidia, en una actuación asentada y sobria.

Templadísimo salió Diego Ventura para saludar al segundo, toro que mostró la raza justa pero una noble arrancada que supo encelar el caballero. Llevó al máximo el compromiso con la seguridad pasmosa de Nazarí cosiendo embestidas al estribo, pero no tuvo colaboración de un toro que mantenía muy corta la arrancada. Fue faena de trabajar, de porfiar y de ponerle mucho, tanto con la yegua Milagro volteando las salidas como con Remate en las cortas al violín. Fulminante con el rejón de muerte, terminó paseando una oreja de mucho esfuerzo.

La traca de Ventura llegó con el quinto y con el caballo Sueño, con el que culminó un tercio de banderillas de absoluta entrega y compromiso, cabalgando por los adentros, cambiando los viajes de costado y batiendo muy cerca de la cara para clavar. Todo un derroche de facultades y de doma el del caballero, que no siempre tuvo colaboración por parte del toro, que se aplomó demasiado rápido, sometido por la exigencia del elástico Sueño, que debutaba en una plaza. También debutaba el hermoso Maño, que ofreció los pechos hasta con un punto de temeridad. Volvió a confiar Ventura en Remate para colocar las cortas al violín, pasando entre las tablas y el toro con muy poco espacio, buscando el extra que le diese la segunda oreja. Muy aplomado se quedó el de Bohórquez para matar, pero aún así logró dejar arriba un rejonazo que lo tiró sin puntilla.

Algo más de movilidad tuvo el tercero, que tuvo también, sin embargo, esa doble velocidad para poner en peligro a la montura de salida. Dejó atravesado el rejón Andrés Romero, que cambió el tercio con un sólo rejón. Hubo un quiebro de mucha calidad evitando el galope del toro a lomos de cheque, pero después se salió el animal de la suerte, descompuesto en su arrancada, provocando pasadas en falso del onubense, que tuvo que comprometer los embroques para asegurar las banderillas. Fácil anduvo con las cortas, pero tardó en caer el toro tras el rejonazo y escuchó palmas.

Con el sexto puso Romero toda la carne en el asador para imponerse a la mansedumbre del animal, que comenzó a escarbar antes de los embroques y casi en el momento de las batidas. No le dudó el onubense en toda la lidia, tirando de raza y de compromiso para llegarle mucho a la cara a la hora de batir, viéndose sorprendido en ocasiones por invadir los terrenos del toro y hasta atropellando la razón para buscar el triunfo. Acrtuación de gran mérito que adornó con piruetas y concesiones al tendido. Culminó con un rejonazo y le arrancó las dos orejas.

FICHA DEL FESTEJO

Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Feria de Abril, quinto festejo del ciclo. Tres cuartos de entrada.

Toros de Fermín Bohórquez, correctos de presentación. Noble y de buen son sin fondo el primero; noblón pero aplomado y sin chispa el segundo; descompuesto y de escaso ritmo el tercero; descompuesto y a arreones el grandón cuarto; noble pero aplomado y a menos el quinto; manso y renuente el sexto.

Rui Fernandes: silencio y oreja.

Diego Ventura: oreja y dos orejas.

Andrés Romero: palmas y dos orejas.

 

FOTOS: ARJONA/PAGÉS

Comentarios