ALMERÍA

La cumbre de la media altura y del ojedismo más puro

Hizo Ponce las delicias almerienses ante un primero de vuelta al ruedo para cortarle las dos orejas entre el delirio de un Perera que paseó tres orejas entre la polémica presidencial
viernes, 28 de agosto de 2015 · 18:07

POR: MARTA VERDUGO

Seis toros de Garcigrande-Domingo Hernández y Nuñez del Cuvillo estaban listos para la tercera de la Feria de la Virgen del Mar en Almería. En el cartel, Enrique Ponce, José María Manzanares y Miguel Ángel Perera.

El primer ejemplar de Garcigrande fue un grandísimo toro de vuelta al ruedo que tenía clase, nobleza y que humilló a la perfección. Por abajo lo llevó Ponce para cuajar una actuación de menos a más, enseñándole los caminos al toro y rompiéndose por ambas manos. Dejó una estocada y paseó dos orejas. El cuarto toro de la tarde también de la ganadería de Núñez del Cuvillo. Fue un toro con poca fuerza pero el diestro de Chiva estuvo muy voluntarioso y siempre cuidándolo en todo momento. A mitad de faena el toro se lesionó de la mano izquierda por lo que tuvo que acortar la faena. Dio estocada y escuchó ovación con saludos.

El segundo toro de la tarde no tuvo nada que ver con el primero, un toro que cabeceaba, un toro complicado. Manzanares puso todo de si como en muchas ocasiones y no dejó de intentarlo, llegando a conectar con los tendidos, pero perdiendo el trofeo con la espada. Silencio.   El quinto  fue uno de Cuvillo con pocas fuerzas y que no puso nada de su parte. Manzanares lo intentó sin lucimiento para escuchar una ovación con saludos.

El tercer toro de la tarde, de la ganadería de Núñez del Cuvillo, fue que un animal que miró siempre a tablas y anduvo durante la lidia sin fijeza. Perera salió a por todas desde el principio realizando un grandísimo quite por gaoneras en el que resultó prendido sin consecuencias aparentes y, ya repuesto, exprimiendo al máximo al animal gaditano. Por circulares se asó Miguel Ángel entre los pitones del toro para terminar dejando un estoconazo que le valió las dos orejas. El último de la tarde fue un ejemplar de Garcigrande con el que Perera, desde el principio de faena, hizo disfrutar al público ya estirándose de capa. Se encunó entre los pitones del cierraplaza y el público se lo premio tras media estocada. Cortó Miguel Ángel una oreja con fuerte petición de la segunda entre los pitos al presidente por no dársela.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Almería. Tercera de la Feria de la Virgen del Mar. Corrida de Toros.

Seis toros de Garcigrande-Domingo Hernández y Nuñez del Cuvillo, el primero de Garcigrande premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Enrique Ponce, dos orejas y ovación.

José María Manzanares, silencio y ovación.

Miguel Ángel Perera, dos orejas y oreja.

Comentarios