BARGAS (TOLEDO)

Gómez del Pilar alza su voz

No quiso salir a hombros Noé Gómez del Pilar por la cogida de un Robleño herido; se lidió un interesante y serio encierro de Couto de Fornilhos del que también paseó una oreja Castaño
lunes, 21 de septiembre de 2015 · 18:13

IGNACIO RUBIO

Fernando Robleño, Javier Castaño y Noé Gómez del Pilar hacían este martes el paseíllo en la localidad toledana de Bargas, en el marco de su feria de septiembre. En el cartel se anunciaba una corrida de toros con fuerte presencia de Couto de Fornilhos.

Poco se empleó el abreplaza en el capote de Robleño, un toro que se llevó una buena vara de Francisco Javier González. Robleño tiró de oficio y gusto ante un toro de Couto de Fornilhos complicado. Robleño lo toreó con mucho gusto y plasticidad a diestras, cargando la suerte y aliviando la embestida con dulzura. Sacó al natural sus complicaciones, pues buscaba los tobillos del madrileño. Su vuelta a la mano derecha fue para adornarse y lograr una media en su sitio que fue suficiente para cortar la oreja.  Perdió un triunfo importante ante un cuarto animal de noble condición grande y con trapío de plaza de primera, al que el madrileño lo toreó con mucho gusto por ambos pitones Fue aplaudido en el arrastre. Su mal uso con la espada le privó de la puerta grande. El torero pasó a la enfermería después de recoger la ovación, pues se lastimó con la espada a la altura de la ceja derecha sin mayores consecuencias.

Complicado de salida fue el segundo, un lucero portugués al que a Castaño le costó hasta meterlo en el capote por bajo y arrebatando. Se llevó una buena y larga vara y un buen tercio de banderillas a cargo de Marco galán y Fernando Sánchez. Un trago pasó Castaño con el regalito en suerte: mirón y sabiendo siempre donde se quedaba el torero. Lo intentó a diestras en una serie de mérito para volver al natural y complicarse todo. Se lo pudo llevar por delante, por lo que decidió despacharlo con estocada fea y una muerte que demostró su falta de casta. Dejó pasajes de ensueño en la lidia de Marco Galán, y de Otero y Sánchez en banderillas, que saludaron tras un tercio impecable. Fue un toro importante y una faena sin más desde el comienzo por bajo con añejos toques. Hubo series de toreo grande y templado con distancias y tiempos de mano baja y mucho gusto y verdad. Fue colaborador el de Couto, dejando los remates finales de mucha enjundia artística y la espada, que se fue haciendo guardia. Oreja y larga ovación para el de Fornolhos. 

Gómez del Pilar dejó suavidad en lances a la verónica, exponiendo con gusto y disposición ante el ensabanado de preciosa lámina al que se le dio una perfecta lidia en banderillas. En faena dejó un comienzo prometedor de rodillas en serie muy ligada. Con embestida pastueña y dulce iba el toro hasta que la falta de raza dio la cara. Del Pilar consiguió lucirse a zurdas en dos series que albergaban buena faena para complicarse una vez que el animal renunció a la batalla. Para adentro obedecía, lo sobó el torero y dejó una buena estocada para pasear oreja. Recibió al sexto de Couto con una larga cambiada ajustada en el tercio para aplicarle un ramillete de verónicas bien rematadas con media y serpentina. Tras una buena vara de castigo hizo el quite por lopecinas muy logrado. Brindó a Oscar Aranda en un momento muy emotivo tras su paso por la enfermedad. Gómez realizó una labor ante el brusco y bajo de casta. Fue su comienzo lo mejor a diestras para buscarle las vueltas en su querer marcharse. Labor machacona del de Cedillo del Condado, al que le costó cuadrar la muerte.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Bargas, Toledo. Corrida de toros.

Seis toros de Couto de Fornilhos.

Fernando Robleño, oreja y ovación. 

Javier Castaño, palmas y oreja.

Noé Gómez del Pilar, oreja en ambos. 

 

Comentarios