TEXCOCO (MÉXICO)

El empaque torero de un Urdiales sin espada llega al corazón azteca

Llegó la sexta corrida de la feria de Texcoco, en una tarde en la que Diego Urdiales cuajó una importante faena a un buen toro de Begoña perdiendo el triunfo tras fallar con la espada
Por 
lunes, 28 de marzo de 2016 · 08:13

EMILIO MÉNDEZ

Llegó la sexta corrida de la feria de Texcoco, en una tarde en la que Diego Urdiales cuajó una importante faena a un buen toro de Begoña perdiendo el triunfo tras fallar con la espada dando una emotiva vuelta al ruedo. Por su parte Juan Pablo Sánchez estuvo a la altura de las circunstancias, siendo ovacionado y Arturo Saldívar dispuesto y con valor recibió palmas. Los ejemplares de Begoña, bien presentados, variados de juego de los que destacaron el cuarto y quinto.

Salió el primero de la tarde, un toro de Begoña bien presentado aplaudido de salida al que saludó Diego Urdiales con algunos capotazos de tanteo. El toro cumplió en el peto, pero ya con la muleta el de Begoña fue a menos. Aun así a base de oficio, el riojano logró cuajar muletazos con torería pero sin poder redondear la faena, al final una estocada tendida y descabello para ser aplaudido.

El cuarto de la tarde fue un ejemplar con el que Diego Urdiales pudo demostrar ese toreo profundo y de empaque, cuajando una faena de poder que fue a más, muletazos con torería con la mano baja y con sentimiento que llegaron al tendido. Fue un Diego Urdiales que dejó todo en el ruedo expresando su toreo. Lo hizo al final doblones muy toreros y desafortunadamente dejó ir los trofeos tras fallar con la espada. En el segundo intento el toro derrotó golpeado con un pitón el cuello del riojano, pero todo quedó en un susto y un golpe. Se escuchó el primer aviso y al final cayó el buen toro de Begoña para dar una vuelta al ruedo de peso.

Salió el segundo de la tarde, otro toro aplaudido de salida que correspondió a Juan Pablo Sánchez quien saludó con algunas verónicas. Ya con la muleta, el de Aguascalientes hizo el esfuerzo ante un toro que busco tablas muy rápido. En ese terreno le realizó la faena Juan Pablo que dio varios muletazos de mérito que llegaron al tendido. Dejó al final una media estocada en todo lo alto y un descabello fueron suficientes para que cayera el astado y ovación para el torero.

El quinto de la tarde fue un toro con calidad al que Juan Pablo Sánchez entendió muy bien para cuajarle una templada faena que fue a más. El de Aguascalientes fue poniendo el engaño en la distancia y altura adecuadas para obtener muletazos que fueron coreados por el respetable con el olé, estatuarios para finalizar la faena y una estocada un tanto baja para salir al tercio.

El tercero de la tarde fue un toro soso que pocas opciones de dio a Arturo Saldívar, que lo intentó de todas formas obteniendo algunos muletazos aislados pero sin decir mucho. Mató de una estocada desprendida y recibió palmas.

Buen inicio a la verónica de Saldívar dejó en su segundo, rematando con una revolera muy torera ante el sexto de la tarde, un toro bravo que derribó al picador. Vino un quite por chicuelinas muy ajustado y un remate muy torero que gusto al respetable. Ya con la muleta Saldívar realizó una labor que fue de más a menos, así como fue el toro que tenía calidad pero sin terminar de romper, muletazos de mérito y valor de parte del de Teocaltiche que al final dejo una estocada un tanto trasera para recibir palmas.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros Silverio Pérez de Texcoco, 6a corrida de Feria. Entrada: un cuarto de plaza en tarde fresca y con ráfagas de viento.

Toros de Begoña, bien presentados, variados de juego destacando el lidiado en 4º y 5.

Diego Urdiales, palmas y vuelta.

Juan Pablo Sánchez, ovación y ovación

Arturo Saldívar, palmas y palmas.

Foto: Emilio Méndez

Comentarios