RIOBAMBA (ECUADOR)

Un indulto de El Pinar para comenzar la feria

El novillero José Andrés Marcillo paseó el rabo simbólico del bravo novillo por una oreja que se llevó el local Julio Ricaurte
sábado, 3 de junio de 2017 · 00:00

CARMEN TOLEDO / FOTOGALERÍA: ANDREA ACOSTA 

Dio inicio la feria del Señor del Buen Suceso de la ciudad ecuatoriana de Riobamba, con una novillada con picadores con reses de El Pinar, encaste Baltasar Ibán.


El novillero de esta ciudad, Julio Ricaurte, tuvo en primer lugar un toro complicado y descastado; sin embargo, hay que destacar aquí el recibo por verónicas. Quite muy torero por chiquilinas de su alternante José Andrés Marcillo. Con la muleta pudo instrumentar unos naturales de buena factura, el toro se torno peligroso por el pitón derecho. Estocada y descabello, escuchando un aviso al fallar el puntillero. Ovación.

Con su segundo, al que recibió con una larga cambiada de rodillas, lo mejor de su labor muleteril fueron algunas series sobre la mano derecha, lado por el que iba mejor el toro. Manoletinas de adorno, metisaca, estocada entera, ovación con petición de oreja que la concede la autoridad. Palmas al novillo.


El quiteño José Andres Marcillo, sorteo a "Topero”, buenas verónicas de recibo, quites por navarras que se aplauden. Su faena de muleta, enteramente por el pitón izquierdo,el lado mas potable del peligroso novillo, fue alto intermitente. Adornos, para dejar media estocada y varios intentos de descabello, un aviso, ovación.

Lo mejor del festejo vino con el cuarto, un bravísimo, noble y repetidor ejemplar de El Pinar, de nombre "Topinero”, al que José Andrés descubrió desde el principio sus buenas condiciones. Muy bien con el capote por verónicas rematadas por una pinturera media que se aplaudió. Quite por chiquilinas y brindis al maestro Juan José Padilla. Extraordinaria faena de muleta por ambos pitones, series limpias y cadenciosas con pases muy hilvanados y templados, sobre todo con la mano izquierda en los que llevo al toro y imantado en su muleta. Todo entre la ovación y la admiración de un público que no dejo de aplaudir y animar al novillero que cuajo una extraordinaria y larga faena. Al ultimo comenzaron a aparecer los pañuelos blancos en el tendido, pidiendo el indulto de este gran ejemplar. Al final la autoridad saco el pañuelo naranja y José Andrés paseo el triunfo y por la puerta grande las dos orejas y el rabo simbólico.

En último lugar, actuaron la cuadrilla de recortados ecuatorianos, que hicieron las delicias del público. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Riobamba, Ecuador. Primera de abono. Novillada.

Cinco utreros de El Pinar, correctos de presencia y variados de juego. El cuarto, Topinero, bravísimo, premiado con el indulto.

Julio Ricaurte: ovación y oreja.

José Andrés Marcillo: ovación y dos orejas y rabo simbólicos por indulto.

Actuaron los recortadores ecuatorianos en el último novillo del festejo

Galería de fotos

Comentarios