MADRID

Andrés Romero y un gran toro de Pallarés hacen las delicias de la afición de Torrejón

Galán cortó una oreja ante el único oponente que tuvo, el primero, ya que el inválido cuarto no se lo puso fácil; disposición de Vicens, oreja de ley en el tercero y por encima del exigente sexto.
lunes, 18 de junio de 2018 · 00:00

TEXTO Y FOTO: EMILIO MÉNDEZ

Una corrida de rejones cerraba, en la tarde de este lunes 18 de junio, la feria taurina de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz. En el cartel, hacían a caballo el paseíllo Sergio Galán, Lea Vicens y Andrés Romero. Se lidiaban toros de Benítez Cubero y Pallarés. Galán cortó una oreja ante el único oponente que tuvo, el primero, ya que el inválido cuarto no se lo puso fácil; disposición de Vicens en el tercero y falta de dominio ante el exigente sexto. 

El primero de Benítez Cubero fue un toro incierto, con poco recorrido. Tuvo que hacer todo el esfuerzo Galán con dos rejones de castigo. Dejó banderillas luciendo al animal, que no le ayudaba en demasía. Dejó dos palos de frente, culminando con tres cortas y dejó el rejón de muerte en buen sitio. Oreja.

El segundo de la tarde fue otro toro incierto, al que le faltó raza y fuerza. Andrés Romero puso corazón en los dos rejones de castigo al de Benítez Cubero, quedando uno de ellos bajo. Hizo un esfuerzo en las banderillas al quiebro, además de las cortas. Disposición y entrega, pero fallo con el rejón de muerte, por lo que todo quedó en palmas.

El tercero de la tarde, de Pallarés, fue un animal con gran recorrido. Lea Vicens, desde el principio, mostró actitud en dos rejones de castigo en buen sitio. Banderillas en mano, lució poniéndolas y llevando al buen toro por todo el anillo. Con la grupa fue templando la condición del animal, dejando tres rosas en el final de su faena. Con el rejón de muerte, lo dejó trasero, por lo que tardó en caer el toro, utilizando el descabello. La oreja fue concedida por el palco.

El cuarto de Pallarés fue un toro que salió sin fuerza. Solo un rejón de castigo colocó Galán, para posteriormente dejar banderillas al quiebro y en una de ellas el animal perdió las manos, lastimándose. Fue a menos una labor en la que hizo el esfuerzo el conquense, pero fue tarea imposible ante tal marmolillo. No pudo ponerle el rejón de muerte, debiendo ser apuntillado el animal.

Dos orejas paseó del quinto Andrés Romero, un toro de Pallarés muy bueno con el que se fue a portagayola. Dos rejones de castigo colocó el onubense, estando acertado con los palos al quiebro. Gran nivel con sus caballos  Guajiro y Caimán, rematando labor con banderillas cortas y matando de rejonazo de muerte a la segunda. Dos orejas.

El sexto, de Benítez Cubero, fue un toro complicado al que Vicens le hizo frente. El toro no se lo puso fácil y logró imponerse a la condición del animal. Al final se impuso logrando momentos que llegaron al tendido. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Torrejón de Ardoz, Madrid. Última de Feria. Corrida de rejones. Tres cuartos de entrada. 

Seis toros de Benítez Cubero y Pallarés. 

Sergio Galán, oreja y silencio. 

Andrés Romero, palmas y dos orejas. 

Lea Vicens, oreja y silencio. 

8
4

Comentarios