LA MÉXICO

Oreja para Hermosillo en su alternativa y para Ventura en la apertura de la Temporada Grande

En el cartel, toros de Fernando de la Mora y Marrón para Diego Ventura y seis de Julián Handam para Antonio Ferrera, Leo Valadez y José María Hermosilla, que tomaba la alternativa
domingo, 3 de noviembre de 2019 · 23:52

Adiel Armando Bolio/Fotos: Emilio Méndez

Casi media entrada en el numerado, en tarde fresca, la que registró la Monumental Plaza México para la inauguración de la Temporada Grande Internacional 2019-2020 y en la que el alternativado José María Hermosillo logró cortar una oreja al toro de la ceremonia y el rejoneador Diego Ventura en un ejemplar de regalo. Los otros alternantes, Antonio Ferrera y Leo Valadez se fueron de vacío.

Salieron tres toros para rejones, siendo regular el de Fernando de la Mora, malo el de Marrón y bueno el de regalo de San Isidro. Y en la lidia a pie fueron siete, uno de ellos devuelto por haberse lesionado una mano, de Julián Hamdan, siendo bueno el primero y regular el quinto, los demás resultaron complicados.

En el toro que abrió plaza, el de la alternativa, llamado “De todo Corazón”, número 37 y con 483 kilos, de la dehesa titular de Julián Hamdan, el acalitense José María Hermosillo veroniqueó con aseo y quitó entre aplausos por tafalleras. Tras el segundo tercio, el subalterno Christian Sánchez se desmonteró. Su padrino Antonio Ferrera le otorgó los trastos en la ceremonia del doctorado ante la presencia de Leo Valadez y el caballista Diego Ventura, por lo que Hermosillo a su vez brindara la muerte de su primer toro a sus padres. La faena a un ejemplar noble y con clase, pero falto de fuerza, la inició doblándose toreramente  y seguir ligando derechazos y naturales inmersos en el temple, aguante y estupendo trazo de su muleta, metiéndose inclusive entre los pitones, evidenciando paciencia y ganas de ser. Mató de manera soberbia y le concedió una más que merecida y valiosa oreja.

El rejoneador luso andaluz Diego Ventura en su primer toro, de Fernando de la Mora, de regular juego, montando a “Joselito” se dobló con el astado con tino y dejó un rejón de castigo. Luego, encima de “Bronce” toreó a la mínima distancia al estribo y haciendo pasadas por dentro, además de templar a la grupa y dejar de manera brillante tres banderillas a una mano. Manejando a “Dólar” acortó la distancia para colocar otro palo y después le quitó la rienda al caballo para clavar un par a dos manos. Y sobre “Volapié” puso dos rehiletes cortos y mató de pinchazo y estocada para ser ovacionado en el tercio.

A su primero, el balear Antonio Ferrera lo bregó con solvencia. Vino la devolución de los trastos por parte de Hermosillo y así el espada ibérico, a un ejemplar nada fácil, parado y reservón, se metió con él, realizando una lidia de poder y torería muy seria, aliñando con mucha verdad. Acabó de media estocada y escuchó aplausos.

Leo Valadez en su primero lanceó a la verónica con lucimiento y mejor quitó de forma variada ligando una chicuelina con caleserinas y rematar con la brionesa. Se hizo cargo del segundo tercio para ser ovacionado tras dos cuarteos y un violín. Con la sarga, a un astado de tarda embestida y aplomado, le sacó muletazos de importancia a base de pisarle con valentía los terrenos y provocarlo para que le fuera al engaño. No hubo más que hacer y terminó de certera estocada para ser aplaudido por su buen afán.

Ventura en su segundo, de Marrón, sobre “Joselito” colocó dos rejones de castigo sin mucha respuesta del toro. Con las riendas de “Frascuelo” dejó dos palitroques a una mano en distancia muy corta y salir toreando a la grupa. Encima de “Fino”, en una labor de mucho mérito ante la flojedad del burel poco pudo hacer. Y con “Prestigio” puso dos banderillas cortas y mató de certero rejonazo para recibir aplausos y entonces anunciar un toro de regalo.

En su segundo, Ferrera veroniqueó con empeño, pero el toro estaba lesionado de la mano derecha y por ello fue devuelto a los corrales, saliendo en su lugar un reserva de la misma dehesa titular de Julián Hamdan, al que bregó de inicio y después lancear a la verónica con esmero. Con la franela pocas opciones le dio el complicado toro, ni por un lado ni por el otro. Por ahí, gracias al oficio del torero, logró sacarle algún muletazo de mérito, pero al no haber oportunidad, acabó de pinchazo hondo y cinco golpes de descabello para tener silencio tras un aviso.

Al segundo de su lote, Valadez lo capoteó con voluntad y quitó lucido por zapopinas. Cubrió el segundo tercio y dejó tres pares al cuarteo de forma excelente. Con la muleta  empezó doblándose  y luego se dio a torear con temple y arte por naturales en tres tandas. Por el derecho estuvo valiente y continuó con la mano izquierda, sin embargo con la diestra insistió con determinación e hizo el toreo en redondo con actitud. Se tiró a matar en tres ocasiones, estando a punto de ser cogido en las dos primeras, sin pasar nada que lamentar. Acabo de estocada entonces y se le aplaudió el esfuerzo.

Hermosillo en su segundo, complicado, nada hizo con el capote y su labor muleteril al incierto astado que se revolvía en un palmo de terreno, fue con ganas de agradar, pero no lo dejó estar y tuvo que abreviar para matar de pinchazo hondo, el astado dobló, lo levantó el puntillero, José María tiró un golpe de descabello y al final se le entregó al cachetero para tener silencio tras un aviso.

Y en el toro de regalo para rejones, “Tabano”, de San Isidro, Ventura montando a “Bombón” y con garrocha en mano recibió en la puerta de toriles para templar luego con ella a la grupa y terminar dejando un rejón de castigo. Sobre “Fino” toreó de costado e hizo pasadas por dentro y marró en la colocación de tres palos al cambio. Manejando a “Bronce” se repuso templando de costado y a la grupa a corta distancia para poner tres palos. Encima de “Dólar” clavó otro y sin la rienda del corcel colocó espectacular un par a dos manos. Y arriba de “Prestigio” lo hizo caminar en dos patas y entonces clavar tres cortas en un palmo de terreno. Mató de rejonazo, se bajó del caballo y fue perseguido por el toro, trayéndolo en la cuna de los pitones de manera angustiante. Utilizó la muleta y descabelló a la primera para otorgársele un apéndice.

FICHA DEL FESTEJO

Ciudad de México, CDMX. Inauguración de la Temporada Grande Internacional 2019-2020.Monumental México. Entrada: Casi media entrada en el numerado.

Tres toros para rejones, siendo regular el de Fernando de la Mora, malo el de Marrón y bueno el de regalo de San Isidro. Y en la lidia a pie, siete, uno de ellos devuelto por haberse lesionado, de Julián Hamdan, siendo bueno el primero y regular el quinto, los demás resultaron complicados.

El rejoneador luso andaluz Diego Ventura: Al tercio, palmas y una oreja en el de regalo.

Antonio Ferrera: Palmas y silencio tras un aviso.

Leo Valadez: Palmas y palmas.

José María Hermosillo, quien tomó la alternativa con “De todo Corazón”: Una oreja y silencio tras un aviso.

El banderillero Christian Sánchez se desmonteró en el primero.

u

Comentarios