OLIVENZA (BADAJOZ)

En sus manos está el porvenir

La plena juventud del toreo de Roca Rey y Ginés Marín sale a hombros en el cierre de la Feria de Olivenza. Morante de la Puebla paseó una oreja.
domingo, 10 de marzo de 2019 · 15:11

SANTIAGO ROMÁN / FOTOS: ALFONSO PLANO

Se cerraba la Feria de Olivenza en la tarde de este domingo, 10 de marzo, con una corrida en la que hacían el paseíllo Morante de la Puebla, Roca Rey y Ginés Marín. 

Con ganas empezó Morante la tarde a la verónica. Tras la puya quiso lucirse de nuevo pero se le coló, lo intentó de nuevo y blandeó el de Daniel Ruiz. Con muleta suave por alto lo sacó para afuera. Tremenda despaciosidad en los derechazos con el respetable vibrando. Lástima de la poca fuerza que tuvo "Lechón" por el pitón izquierdo donde se quedaba parado. Volvió a diestras y en cada muletazo se sucedieron los olés sin descanso. Sin fortuna con la espada lo que no le impidió cortar una oreja que fue pedida por un tercio de plaza. 

Roca Rey comenzó la tarde intentando estirarse con su oponente sin conseguirlo. Sacó mansedumbre "Tunante" durante el quite por chicuelinas. Siguió posteriormente buscando tablas. Con media bastó para que cayese. Se le tributó una ovación.

Capote de manos bajas las de Ginés Marín para saludar a su primer Daniel Ruiz. Efectuó el quite capote a la espalda de perfil a pies juntos, muy del gusto de los asistentes. Se desmonteraron Antonio Manuel Punta y Manu Izquierdo. A más fue la faena de Ginés habiendo más acoplamiento y sintonía por el pitón derecho, rematando con pases del desprecio que encandilaron al público. El final por ajustadas bernardinas y dos grandes pases de pecho. Lo pasaportó a la segunda y cortó una oreja con fuerte petición de la segunda.

De nuevo Morante quiso lucirse recibiendo al que hacía cuarto mas los pases de capote no fueron limpios. Por chicuelinas realizó el quite. El inicio muleteril fue con pases por alto hasta los medios. Un toro sin humillar, andando, quedándose corto fue a lo que tuvo que enfrentarse el de La Puebla, no pudiendo sacar nada positivo y acortando con criterio la faena. Pitado fue el toro al arrastre y silencio obtuvo Morante.

Frio el recibimiento de Roca Rey a su segundo de la tarde. La falta de fuerzas, como la del resto de sus hermanos, se hizo patente tras la vara.  Por alto empezó la faena de muleta. A la segunda tanda fue volteado sin consecuencias y a partir de ahí la labor subió de intensidad. Destacando los naturales y aguantando los parones y las miradas de "Merengue". Epilogó por bernardinas en tablas mientras escuchaba el primer aviso. Certero y efectivo espadazo. Desorejó al astado.

"Alcahueto" fue el encargado de cerrar la feria, al que Ginés lanceó sin mucho éxito. Sin razón casi se pone el caballo literalmente encima del toro para dar la puya, tanto que incluso no fue reglamentaria su colocación. Rodilla en tierra para iniciar la series de muleta. Descompuesta era la embestida, echando la cabeza arriba al finalizar el pase. Esfuerzo y exposición de Ginés Marín para intentar sacar algo de provecho que acabó entre pitones. Muy por encima de su adversario estuvo, siendo premiado con una oreja

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Olivenza, Badajoz. Última de feria. Corrida de toros. Lleno. 

Toros de Daniel Ruiz. 

Morante de la Puebla, oreja y silencio. 

Roca Rey, ovación y dos orejas. 

Ginés Marín, oreja y oreja. 

Comentarios