MADRID

¡Qué forma de mandar!

Un Roca Rey herido por su primero desoreja al sexto de la tarde tras ser operado en la enfermería. López Simón pasea una oreja mientras que El Cid recibe el cariño de Madrid en su adiós de San Isidro.
Por 
miércoles, 22 de mayo de 2019 · 17:23

TEXTO: JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO / FOTOGALERÍA: LUIS SÁNCHEZ-OLMEDO

La despedida de El Cid, la presencia de López Simón y la primera de las tardes en el abono de Andrés Roca Rey tenía lugar, en la tarde de este miércoles, en la plaza de toros de Las Ventas. Se lidiaba un encierro de Parladé. 

Con una soberbia ovación recibió la plaza de toros de Las Ventas a Manuel Jesús El Cid tras el paseíllo. Toda la plaza tocó sus palmas para despedir al torero de Salteras. Todo un homenaje a una trayectoria basada en esta plaza. Toda una vida en una ovación. Suavísimo fue el recibo capotero del torero, que llevó a la verónica y a pies juntos al animal hasta los medios. Posteriormente, brindó su toro a Gonzalo Caballero, herido ayer en Las Ventas: “Gonzalo, desde aquí mi más sincera fuerza. Va por ti la lidia de este toro”. Detalles dejó en el inicio de faena, especialmente en el remate de ese inicio, y lego se vino a menos el toro en las series en redondo del torero. De un pinchazo y una media atravesada acabó con un toro que fue noble y con el que dejó detalles.

“Numerario”, de 556 kilos, fue el segundo del festejo, primero del lote de López Simón, que estuvo amontonado capote en mano. Por estatuarios fue un comienzo de faena que llegó con fuerza arriba después de que se cambiase en varios péndulos al animal por la espalda. Le dio espacios y tiempos al animal, perdiéndole pasos cuando así lo requería. Le bajó la mano en las siguientes series sometiendo mucho la condición del de Parladé, que tuvo empuje y le aguantó hasta el final de la faena con motor. Dejó momentos de ligazón y buenos fueron también los remates de serie. Por bernadinas cambiándole el viaje al astado finalizó trasteo, matando de estocada. Oreja.

A corrales por falta de fuerza se fue el tercero del festejo, siendo sustituido por un animal de Conde de Mayalde, primero de los sobreros reseñados. En su salida, sufrió una fortísima cogida: el de Conde de Mayalde hizo por él, cogiéndolo brutalmente. El animal lo zarandeó como un trapo por los aires, abriéndole la taleguilla y quedando el joven torero a merced de los pitones. Rápidamente fue su cuadrilla a auxiliarlo, reponiéndose el torero y prosiguiendo la lidia doliéndose. Al Rey fue el brindis, comenzando faena por estatutarios con la pierna mermada. Firme en el final de faena, matando de estocada defectuosa y pasando por su propio pie a la enfermería. 

“Jefecillo”, número 47, fue el cuarto, segundo del lote de El Cid. También nobleza tuvo el animal al que Manuel Jesús dejó detalles de salida antes de protagonizar un emotivo brindis a Su Majestad, el Rey Juan Carlos I. Ya muleta en mano, el torero de Salteras dejó detalles por ambas manos a un toro noble pero sin el empuje final para que rompiese. Espada en mano, dejó una media estocada agarrada que requirió de descabello. Ovación. 

A portagayola recibió López Simón al “Invasor” quinto, animal con el que tuvo que echarse a tierra porque venía arrollando en la puerta de chiqueros. Yelco Álvarez se desmonteró antes de una faena en la que López Simón se topó con un marmolillo acobardado en tablas. Se entregó sin opciones. Fue ovacionado.

Comprometido fue el inicio de faena de Roca Rey al sexto tras brindar al respetable: se cambió al toro por la espalda y dejó momentos de vibración en el tendido en ese arranque muleteril. Emocionante fue la siguiente serie, obligando al animal muy por abajo con una enorme transmisión. Le arrastró la muleta en la primera de las series en redondo, llegando con fuerza arriba. Soberbia fue la siguiente serie, en la que le aguantó las miradas al animal cuando no le repetía, pero en las que el corrió con muchísimo valor la mano cuando la movilidad del de Parladé iba hacia adelante. Roto el torero, llegó con muchísima fuerza arriba su final de faena. Emocionante fueron las bernadinas finales y el estoconazo. Dos orejas.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Las Ventas. Novena de la Feria de San Isidro. Corrida de toros. Lleno de No Hay Billetes. 

Toros de Parladé. De anodina docilidad el manejable primero. De gran calidad y empuje justo el buen segundo, aplaudido. Devuelto el tercero por inválido; obediente y con movilidad de cara suelta el tercero bis. De gran calidad y humillación el buen cuarto; noble pero manso el rajado quinto. Emotivo y profundo el enclavado y extraordinario sexto. 

El Cid, palmas y ovación tras aviso. 

López Simón, oreja tras aviso y ovación. 

Roca Rey, palmas tras aviso camino de la enfermería y dos orejas tras aviso. 

PARTE MÉDICO: 

 

Comentarios