MANIZALES (COLOMBIA)

Luis Bolívar y un gran toro de Caicedo

Enrique Ponce y Pablo Aguado no pasan de las palmas en una tarde protagonizada por el colombiano Luis Bolívar, que cuajó a un bravo segundo de Juan Bernardo Caicedo.
viernes, 10 de enero de 2020 · 20:09

TEXTO Y FOTOS: DIEGO ALAIS

Una corrida de Juan Bernardo Caicedo componía, en la tarde de este 10 de enero, la sexta de la Feria del Café de Manizales en un festejo en el que trenzaban el paseíllo Enrique Ponce, Luis Bolívar y Pablo Aguado con un llenazo en los tendidos. 

"Barbado" de 490 kilos se llamaba el primero, un animal castaño requemado lidiado por Enrique Ponce, que lo saludó elegantemente con verónicas y luego en los quites por chicuelinas rematadas con media de cartel. En la muleta lo llevó a media altura en varias tandas, pues si le bajaba la mano el toro se caía. Porfió una faena de "aliño" que hizo sonar la música, destacando la fijeza como virtud del animal, que no rompió. Finalizó con poncinas y media estocada defectuosa que requirió de descabello, saludando desde el tercio. 

El segundo toro se llamaba "Temerario", de 500 kilos,, un negro listón y axiblanco al que Luis Bolívar saludó a su manera en el capote, con más voluntad que arte, estando variado en el quite. Después de una defectuosa vara, brindó su labor al público, iniciándola por cambiados por la espalda y luego estatuarios. Dejó posteriormente derechazos, dándole pausas al toro y finalizando con manoletinas vistosas. Estocada baja y dos orejas, siendo aplaudido el toro. 

El tercer toro llevaba por nombre "Legendario" de 476 kilos, negro corniveleto y primero del lote de Pablo Aguado. El sevillano, de capote, mostró destellos de su toreo romántico, lento y profundo y luego en la muleta construyó medias tandas, con temple y despaciosamente, dadas las condiciones de su oponente, que siempre acusó debilidad en los remos delanteros y no hubo ese lucimiento artístico. Estuvo pesado con la espada, escuchando un recado presidencial, pero dejó improntas para el recuerdo del buen aficionado. Escuchó algunas palmas y pitos al toro. 

El cuarto bis, tras la devolución del toro titular, llevaba por nombre "Talento" de 524 kilos, un castaño requemado que tuvo todas las condiciones de manso. Ponce ejecutó una faena estética aunque sin profundidad, ya que el toro iba a los engaños sonámbulo, no permitiendo una labor queé destacar. Tampoco colaboró para la suerte suprema, volviéndose tediosa y demorada la labor. Ovacionado el matador, siendo pitado el toro en el arrastre.

También fue devuelto por inválido el quinto y salió un sobrero,  "Aragonés" de 500 kilos, un castaño ojo de perdiz  al cual Bolívar, con largas cambiadas, animó al público. En el tercio de varas, el toro tumbó al picador y en la muleta comenzó su faena de rodillas el colombiano. Fue volteado aparatosamente a la hora de matar, sin consecuencias aparentes. Bolívar fue obligado a saludar desde el tercio. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Manizales, Colombia. Sexta de la Feria del Café. Corrida de toros. Lleno. 

Toros de Juan Bernardo Caicedo, cuarto y quinto como bises. 

Enrique Ponce, ovación y ovación tras aviso. 

Luis Bolívar, dos orejas y ovación. 

Pablo Aguado, palmas tras aviso y silencio. 

 

Comentarios