HERRERA DEL DUQUE (BADAJOZ)

El valor de San Román y el ímpetu de El Rafi cierran el capítulo novilleril de la GIra

Con novillos de El Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto, Diego San Román y El Rafi se repartieron un total de cinco orejas.
domingo, 15 de noviembre de 2020 · 17:36

 

JAVIER FERNÁNDEZ-CABALLERO

La localidad pacense de Herrera del Duque acogía, en la tarde de este domingo día 15 de noviembre, la tercera y última de las novilladas de la Gira de Reconstrucción que debieron trasladarse desde Fuengirola hasta este coso por la situación sanitaria. Se lidiaban novillos de El Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto para Diego San Román y El Rafi. 

Bien movió el capote Diego San Román al primero de la tarde, un animal de La Ventana de torera estampa que volteó al joven mientras intentaba darle una chicuelina en el segundo tercio; tras la vara, dejó un quite de buen trazo por ese lado. Bello fue el inicio de faena antes de que se le viniese soberanamente a menos el animal, al que buscó las cercanías y ahondó por ahí en su concepto, sobre todo en la mano derecha. Tras pasaportarlo con el acero, paseó una oreja. 

“Engosillo”, castaño claro, era el segundo de la tarde, un animal con el que demostró variedad capotera en los dos primeros tercios, especialmente por un quite por zapopinas que gustó al tendido. De rodillas en los medios comenzó labor ante un animal que se movía de forma enclasada y al que dejó una faena en la que llevó largo y embebido al animal salmantino. El novillo de La Ventana fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre y el novillero con las dos orejas.

“Inspector” se llamaba el negro mulato tercero, segundo del lote de San Román, con el que el mexicano dejó una labor de altibajos. Lo mejor, los ayudados por los que finiquitó el azteca su labor antes de matar de una buena estocada que le valió el premio.

A todas las víctimas del coronavirus y del sector taurino que ha sufrido este parón fue el brindis del francés, que comenzó faena sacándose a los medios con torería a un animal que le aguantó dos series antes de que cantase la gallina. Tiró de raza el galo cuando se fue a tablas el astado charro, imponiéndose por la mano diestra antes de tomar la tizona y pasear tras el trance una nueva oreja. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Herrera del Duque, Badajoz. Gira de Reconstrucción. Novillada picada. 200 personas del aforo permitido. 

Novillos de El Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto, de vuelta el segundo. 

Diego San Román, oreja y oreja. 

El Rafi, dos orejas y oreja. 

Comentarios